La sociedad australiana es diversa y acepta a las personas que provienen de distintas culturas y etnias y, en consecuencia, que profesan diferentes religiones.

Según el más reciente censo, efectuado en el año 2011, los grupos religiosos más importantes de acuerdo con su número son:

  • Cristianismo: 61%
  • Budismo: 2,5%
  • Islamismo: 2,2%
  • Hinduismo: 1,3%
  • Otras religiones: 2,1%
  • Ninguna religión: 22,3%

Cabe señalar que el 8,6% de los encuestados en el censo no respondieron la pregunta sobre religión, la cual era opcional.

En Australia, todos los ciudadanos tienen la libertad de seguir y celebrar sus tradiciones culturales y religiosas, siempre que no constituyan infracciones a las leyes australianas. Además, los australianos son libres de no practicar ninguna religión, si así lo prefieren.

La intolerancia religiosa es inaceptable en Australia. La libertad de culto es un valor fundamental de la sociedad australiana.

El estado australiano es laico y no tiene ninguna religión oficial. Las leyes religiosas no están reconocidas y no tienen estatus jurídico en Australia. Algunas prácticas religiosas, como la bigamia, constituyen actos ilegales en Australia.

Los hombres y mujeres tienen los mismos derechos en Australia; por lo tanto, no es legal ninguna práctica religiosa o tradición cultural que intente establecer una diferencia política o civil entre ambos sexos.

Conviene visitar el foro ¿Cómo es la vida de un inmigrante en Australia? para conocer las experiencias de otros que ya eligieron Australia como destino de emigración.