España: dejar la madre patria
En los últimos 10 años la población española ha ido creciendo hasta llegar a unos 47 millones 200 mil. De acuerdo con cifras del INE (Instituto Nacional de Estadística de España), a partir de 2010 se ha comenzado a notar una tendencia demográfica que señala una disminución de alrededor de 2 millones de habitantes por causa del descenso de la tasa de natalidad, una población envejecida y, sin dudas, del fenómeno migratorio.

En 2011 casi 600 mil personas abandonaron la nación ibérica en busca de otros destinos. El mencionado instituto augura que la tendencia continuará al menos hasta el 2020.

Por razones de proximidad geográfica, los peninsulares prefieren destinos tales como las naciones de la Unión Europea. Muchos ciudadanos españoles señalan la llamada zona euro como la ideal para comenzar de nuevo en otro país, por ello son Alemania, Francia y el Reino Unido, los tres grandes destinos españoles en Europa.

Los españoles identifican las naciones europeas desarrolladas con la oportunidad de conseguir trabajo. Aparte de los vecinos obvios, los emigrantes ibéricos también apuestan por una mejor vida en otros continentes: Estados Unidos, Argentina, Ecuador y Venezuela en las Américas; o en Marruecos, por ejemplo, simplemente cruzando el Mediterráneo.