Publicidad


 

Viendo 3 entradas - de la 1 a la 3 (de un total de 3)
  • Autor
    Entradas
  • #247254
    torcan
    Miembro

    Hola amigo Venezolano,

    Me encuentro estudiando en Canadá desde ya casi un año, y deseo compartir mi experiencia porque sé puede ser útil a quienes buscan un destino fuera de nuestro hermoso país.

    Primero que nada, por qué buscar un destino fuera del país?

    Las razones comienzan por ser generales, sociales, económicas, en fin… el caso es que terminan siendo personales. Cuando las aspiraciones de futuro no son posibles en nuestro entorno, cuando la angustia consume buena parte de nuestro tiempo, o cuando querer ser útil no consigue un espacio acorde para el desarrollo de una actividad, paulatinamente ello genera sentimientos de frustración. La autorrealización se ve impedida o limitada a estrechos márgenes. Allí, aparecen las razones personales para emigrar. Creo que no se emigra por tenerlo todo, más bien porque falta mucho.

    Afirmo que deben tenerse absolutamente claras las razones personales por las que se emigra. Nadie nos pedirá explicaciones en el exterior salvo nosotros mismos; de esto no se escapa. Podemos querer emigrar, pero antes debemos estar personalmente convencidos.

    Estudié inglés en Venezuela por casi dos años y quizás en la mejor academia. Dediqué cuatro meses de intensas búsquedas en internet para seleccionar qué estudiar. Me concentré enteramente en el proyecto de emigrar, vendí mi carro y herramientas de trabajo, me aislé de amigos y asistía a pocas reuniones familiares. Todo ello me preparó mentalmente para el reto. Dejaba hogar, comodidades, profesión, diversión, esposa e hijos.

    A Canadá traje en mi equipaje, todo cuanto me hace sentir bien e identificado conmigo mismo y con mi cultura. Por ejemplo, mi laptop y otros equipos electrónicos, un par de buenas maracas (capachos, pues), mi amada cámara fotográfica, fotos de mi familia, un par de cajas de lápices Mongol, Toronto y Cocosette, insignia de un grupo de rescate al que dediqué buenos años, ciertos libros y ya, mi ropa.

    Aquí no necesité adaptarme; ya estaba preparado. Sobresalí en mi curso inicial de inglés, comencé mi carrera, y voy adelante. No miento, el inglés ya en la carrera es fuerte; reta la autoestima cuando no entiendes.

    En Canadá tengo buenos amigos, amistades sinceras; de las que rezan contigo en un momento duro. No me he sentido solo nunca. Excelentes profesores, personal cordial, gente amable, y muy importante: nada de sobresaltos ni “stress”. Esta palabra, así como la palabra “extranjero” las escucho si las pronuncio yo mismo. Vivo en una pequeña ciudad, pero disfruto su tranquilidad. Para ir a una ciudad grande o de compras, solo necesito tomar el bus.

    La experiencia la valoro muy positiva hasta ahora, y mis habilidades son reconocidas. Nuestra educación en Venezuela es muy buena y ya lo sabía. Me gradué en la universidad hace xx años (se me puede caer la cédula) y el caso es que no necesité proceso de adaptación, más allá del lenguaje.

    Respecto a comidas, cocino y como cuanto quiero: vegetales, plátanos, frutas, spaguetti, arroz parboild, arepas hechas con harina Pan, mantequilla, heladitos de coco, arroz con leche, carne molida, me atreví a hacer torta, en fin… También pizza, café y chocolate de Tim Hortons, y hamburguesas de Burguer King. Por qué cambiar mis hábitos? Aquí consigo todo, de las mismas marcas que en Venezuela y con el mismo sabor.

    Terminando digo que Canadá es un hermosísimo país donde la ley la cumplen todos, la gente es amable y cordial, los programas y horarios se cumplen, y existe gran respeto por todas las culturas.

    Ningún país es perfecto, y de existir no viviría en él.
    Espero que mi experiencia sea útil a otros,

    Un amigo Venezolano.

    #247255
    pochi81
    Miembro

    Tu experiencia estoy segura de que será similar a la de muchos de nosotros que se han ido.

    Si bien es triste dejar tu tierra, tus amigos, tu gente, pienso que otra razón para emigrar es la ausencia de identificación con una ideosincracia.

    Tuve la experiencia de vivir dos años en estados unidos y allí me sentí identificada con el orden, con el respeto y con la sensación de sentirse protegido.

    Nada peor que estar en un país donde tus propios compatriotas de agreden ya sea con un simple cornetazo mientras manejas,quitandote tu derecho al paso cuando se tragan la luz , o golpeándote (en el mejor de los casos) para quitarte algo que te pertence.

    Sin embargo para prepararse creo que mas bien hay que disfrutar lo bueno que tenemos aquí mientras estamos aquí. Pense un tiempo en la idea de aislarme de la familia y amigos para » prepararme» pero pronto me di cuenta que lo mejor es aprovecharlos al maximo y alimentar así un banco de memorias sin arrepentimientos, sabiendo que aproveché lo mas que pude su compañía, sus cosas buenas y sus cosas malas.

    Dicen que una herramienta fundamental para superar el homesickness es hacer amigos en tu nuevo país, cosa que has sabido hacer y estoy segura de que te habrá ayudado.

    Mucho éxito por allá! y mucha suerte

    #247256
    marcel25
    Miembro

    pan muy intersante lo que escribes, una pregunta, lo que pones de dejar esposa e hijos lo dices de verdad o es en sentido figurado?? a mi quizas me toque hacerlo tengo un hijo de tres meses y de pana me duele la posible separacion pero si es para mejor y alg temporal creoque valdra la pena

Viendo 3 entradas - de la 1 a la 3 (de un total de 3)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.

 

 

Publicidad