“Llegué con 20 dólares en mi bolsillo y sin conocer a nadie”

Profesión: Administración.

Edad: 33 años

Ciudad/ País de origen: Caracas, Venezuela.

Fecha de salida: Mayo, 2000.

Ciudad/ País de destino: Miami, Florida, Estados Unidos.

¿Por qué te fuiste de tu país?

La desesperanza se llevó mis sueños cuando mis hermanos venezolanos eligieron a un demente e inepto señor para nuestra presidencia. Quedé desempleada después de haber dado todo lo mejor de mí a una gran compañía. Por supuesto, esta empresa quebró, al igua

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Los pros fueron mis sueños, la fuerza para realizarlos, el pensar cada día en lo maravilloso que dejé atrás, eso me dio fuerzas para continuar cada vez más. La seguridad, entre "paréntesis", porque aquí creemos que no pasa nada y resulta ser que pasa de todo. Sí es verdad que hay oportunidades, pero el precio a pagar es el más alto que alguien conciente pueda pagar. Digo conciente porque la mayoría de nosotros vivimos inconscientes de los deseos y, a veces, cuando éstos se hacen realidad ya es tarde para reparar el precio que tuvimos que pagar. Los contras, definitivamente, fueron dejar la matriz de mi existencia en mi Venezuela amada, ya que me vine completamente sola. Además, el idioma y los dólares que no tuve para tomar la decisión, pero lo más increíble fue la parte emocional, la parte familiar y el encontrarme en una jungla diferente, totalmente diferente a lo que yo pensé que era mi jungla, mi Caracas amada se quedó en pañales en comparación con esta jungla llamada Miami. La parte legal es sumamente importante para poder crecer acá, debido a los eventos de Septiembre,11-2001. Todo cambió, ya nada es igual y pobre de aquel que lo agarre “la migra” porque aparte de quitarte todo lo que con tanto sudor has trabajado de sol a sol, te meten preso el tiempo que ellos consideren necesario, sin permitir familia, abogados y nada, “pa'fuera, pa'la calle”.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

ajajajajajaja me da risa porque mi película es única. Yo llegué con 20 dólares en mi bolsillo y sin conocer a nadie, excepto a una mujer que había visto una vez en mi vida y que me ayudó en un momento determinado. Seleccioné Miami porque pensé que lo del idioma me podría ayudar para comenzar el camino en este país y resultó ser que el idioma aquí lo es todo porque si no lo dominas no pasas de ser simplemente un bicho raro que tienes que tener muchas influencias y amistades para continuar el camino económico. En realidad creo en el destino, pero no dejo de pensar que si me hubiese ido a otra ciudad de total habla inglesa, estuviera ya con el beneficio increíble que te da saber otro idioma. Aquí, en cuanto al idioma, lo que haces es perder lo poco de buen español que tanto les cuesta a nuestra familia, maestros y demás que aprendamos bien, pues, amigos, aquí lo pierdes en un mes. Aquí se habla cubano, boricua, nica, etc.

Describe los primeros tiempos

Adaptación total. En realidad soy bien adaptable a todo, sin dejar de reconocer que el clima, las tormentas y el calor me volvieron algo loca jajá jajá. Familiarización mucha, ya que había tenido la oportunidad de venir muchas veces antes. Costumbres demasiado simples y cuadradas para mi gusto, pero he aprendido a vivir en ellas. La idiosincrasia me la vacilo diciendo a mis adentro “nada como la de nosotros, los venezolanos”, “de pana”

Describe tu situación actual

Estudio inglés y trabajo por mi cuenta tratando de incorporarme a lo incorporable. El venezolano, de verdad, muere siendo venezolano y punto.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

Jamás me podría arrepentir de una decisión. Hoy por hoy tengo el esposo que esperé durante 31 años en mi país y que nunca llegó sino aquí. Tengo mi casa propia (y que, porque es del gobierno a la final de cuentas). En cuanto a que haría diferente, me hubiese venido con un buen soporte económico, me hubiese gustado que alguien aquí me apoyará, pero ni modo si los míos en Venezuela no creían que yo me quedaría más de 2 semanas, y ya tengo 3 años, con papeles, esposo, casa, carro, trabajo y estudio. Recomiendo a las personas que vengan a Estados Unidos que no se lancen al vacío, que primero ahorren su buen dinero porque aquí el 85% de la vida es muy costosa y dura. Aparte si tienes pareja allá, pídele que te acompañe. Creo que todo por estos lares es más suave cuando tienes a alguien para vivir lo diferente, pues saltarán muchas lágrimas de nostalgia y tristeza y teniendo a alguien a tu lado para que las seque es mucho mejor. Y por favor, si piensas luchar, lucha por tu país, lucha por tu familia, lucha por tu futuro, lucha por la democracia, lucha por tu vida .

¿Piensas volver a tu país?

Total y absolutamente. Si Dios me permite vivir y poder elegir donde puedo envejecer o morir, siempre será mi patria, esa que me dio lo mejor que me pudo dar, esa que con su banboneo de bandera tricolor, amarillo, azul y rojo, me hace llorar cuando la veo lejos, esa que con sus cantos de dolor y esperanza me recuerda que siempre podré volver a casa, pues en casa es donde mejor puedo estar. Esa Venezuela grande y linda que cubre un lugar en este espacio llamado tierra, pero que jamás podrá ser igualada por su calidez, belleza, cultura, gente, paisajes, arte, moneda, juventud, vejez. Venezuela, amigos míos, no es nada sin nosotros y lo es todo con nosotros unidos amándonos unos a otros y no imaginando tantas fantasías que a la final nos dan un triste saldo en nuestra película llamada vida. Suerte a todos y espero que todo lo que he dicho lo tomen simplemente como alguien que entendió que lo mejor es lo que tengo en mi presente, pues el pasado, por más que desee, no podrá venir nunca más y esos sueños del futuro nadie me garantiza que los podré vivir.

Testimonio publicado al 26 de diciembre de 2003

Comentarios

¿Deseas agregar un comentario?
Para agregar tu comentario, debes estar registrado e iniciar sesión>>



¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>