Yaroslav Aristeiguieta, administradora desde Miami, Estados Unidos

fotoeeuu_peq“Esta ciudad está minada de latinos y hacen que uno se sienta como en casa”

Profesión: Licenciada en Administración de Empresas.

Edad: 34 años.

Ciudad/ País de origen: Caracas, Venezuela.

Fecha de salida: Octubre, 1997.

Ciudad/ País de destino: Miami, Florida, Estados Unidos.

¿Por qué te fuiste de tu país?

El negocio de mi esposo en Venezuela (venta y reparación de lanchas) estaba casi quebrado y decidimos probar suerte en Estados Unidos para mejorar nuestra calidad de vida y situación económica.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Lo más difícil fue tener que vender todo para poder invertir en Estados Unidos, lo cual cierra las posibilidades de devolverte mas adelante a tu país. Para mi esposo fue terrible alejarse de sus hijos (del primer matrimonio) pero sabía que tenía que cumplirles económicamente y quedándose en Venezuela sin trabajo no iba a poder.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Decidimos Miami, Florida, porque ya mi esposo tenía un familiar quien fue el socio en el negocio que abrimos. También teníamos amigos venezolanos que nos refirieron a abogados de inmigración y, prácticamente llegando, empezamos un proceso de Visa de Inversionista L-1 para mi esposo y L-2 para mi como acompañante.

Describe los primeros tiempos

Los primeros tiempos fueron muy duros económicamente, no tanto por el dineral que se gasta en honorarios de abogado, sino también porque debes pagar una cantidad de impuestos para mantener el negocio abierto. Claro, nuestro negocio no dio resultado y prácticamente fracasó a los 6 meses. Luego tuvimos que trabajar en lo que saliera para poder mantenernos, pues el negocio no daba y las visas que teníamos solo permitían trabajar en tu negocio. A mi esposo le ha costado mucho el idioma, pero eso no le ha dificultado conseguir un buen trabajo. Gracias a Dios esta ciudad esta minada de latinos y hacen que uno se sienta como en casa. A lo que sí uno se adapta rapidito es a que todo funciona, todo esta limpio, hay seguridad, hay respeto por las personas y se vive muy tranquilo. Ahora ya entiendo como mucha gente profesional se queda así sea limpiando pisos.

Describe tu situación actual

Cuando se posee una visa L-1 puedes optar a la residencia, nosotros hicimos eso a los dos años de estar aquí, y mientras la aprobación de residencia llega tienes la opción de tener un permiso de trabajo para trabajar en cualquier compañía. Eso fue lo que nos salvó y entonces yo empecé ha trabajar en mi profesión en un puesto similar al que tenía en Venezuela. Mi esposo sí tuvo que seguir trabajando por su cuenta, por el idioma. Actualmente me encuentro trabajando para una trasnacional y estoy haciendo un postgrado. Teníamos ya 2 años esperando respuesta sobre la residencia y nos la acaban de rechazar. Podríamos apelar pero para eso tenemos que volver a mostrar movimiento de la compañía que abrimos y esta ya no funciona desde hace 2 años. Estamos buscando una alternativa para quedarnos, ya sea una H1B o una Visa de Estudiante para mi. Lo único es que con la situación que existe de desempleo en Estados Unidos es muy difícil encontrar una empresa que sirva de sponsor de H1B.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

No nos arrepentimos de la decisión en lo absoluto, aquí se vive muy bien y tranquilo, mas bien queremos traernos a nuestros más allegados para acá. Lo que sí hubiese hecho de diferente es no gastar en una visa de inversionista L-1 ni abrir negocio, hubiese sido mejor invertir en una propiedad y tener una visa de entradas múltiples B-1 como negociante. Claro, se me hubiese hecho muy difícil trabajar en mi profesión pero en realidad eso no me importa mucho pues cualquier trabajo da para vivir.

¿Piensas volver a tu país?

No hay ningún país como Venezuela. Por supuesto que me gustaría volver si la situación mejora. Sin embargo veo que estamos retrocediendo. Mientras, solo podremos ir de vacaciones, pero yo sueño con comprar una casa en Venezuela y poder pasar mi vejez allá (pero con la pensión de Estados Unidos).

Testimonio publicado al 03 de mayo de 2002

 

¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>