A la hora de buscar dónde vivir en España, existen algunas recomendaciones generales que facilitan  el proceso de alquiler:

Conviene buscar la vivienda cerca de los servicios imprescindibles como paradas de transporte, tiendas, farmacias.

Debe investigarse cuáles son las zonas más seguras y tranquilas, pero también aquellas que estén cerca de los centros de empleo o industrias.

Si se emigra con la familia, conviene informarse sobre las zonas residenciales más propicias para niños y jóvenes y aquellas con escuelas.

Si se requiere ayuda para ubicar una primera vivienda en España, existen servicios de corredores de bienes raíces que ayudan a conseguir opciones para alquiler. Además, los periódicos e Internet son siempre fuentes de información importante.

Es importante emplear diferentes métodos de búsqueda para encontrar la vivienda. Consultar los anuncios clasificados de los diarios locales, periódicos étnicos o comunitarios. Revisar los tableros de anuncios que se encuentran en los supermercados, lavanderías, bibliotecas, tiendas de artículos de segunda mano, clínicas de salud, etc. Si se cuenta con amigos o conocidos, pedir ayuda y consejos.

Deben formularse todas las preguntas necesarias al dueño del inmueble o al representante de la empresa de venta o alquiler antes de firmar el contrato de arrendamiento. Por ejemplo: ¿Qué servicios incluye el precio de alquiler (calefacción, electricidad, etc.)?, ¿Comprende estacionamiento?, ¿Se aceptan mascotas?

Es importante visitar varias propiedades antes de decidir. No vale la pena apresurar la selección.

Aunque en España pueden realizarse acuerdos verbales, se recomienda fuertemente realizar un contrato de arrendamiento escrito. Debe leerse con detenimiento los términos del acuerdo para entender todas las condiciones exigidas, sobre todo en lo relativo a los plazos de desocupación y a las penalizaciones por no cumplimiento del convenio. Si no se entienden los términos legales del documento de alquiler o se tienen ddas, debe buscarse ayuda (de un abogado o de un agente inmobiliario) antes de firmar.

Conviene disponer de una suma para un “depósito contra posibles daños”, que puede ser solicitado como garantía y que será reembolsado al final de contrato.

Más información sobre la calidad de vida de este país en la sección Descripción general de España.