La vida cultural española actual es el producto de las influencias externas que recibió en el transcurso de su historia, de allí su gran riqueza y diversidad. Pocas sociedades como la española poseen una cultura tan cercana a la realidad contemporánea y a la vez tan profundamente arraigada en la historia y la tradición popular.

Los grandes nombres de las artes españolas han sido personajes fuertes, con valor suficiente para romper con los esquemas establecidos: Dalí y Picasso en la pintura, Cervantes y Quevedo en la literatura, Manuel de Falla y Albéniz en la música, son sólo algunos ejemplos.

Todas las manifestaciones culturales reciben apoyo directo del gobierno español, cuyo organismo oficial directamente encargado es el Ministerio de Educación y Cultura, y en menor medida el Ministerio de Asuntos Exteriores, los cuales destinan una buena parte de los fondos públicos al mundo de la cultura.

La industria del libro
La industria literaria española es una manifestación cultural que se ha desarrollado vertiginosamente. Actualmente se la considera la cuarta del mundo. De hecho, el Grupo Planeta es la primera editorial en español y la sexta del mundo.

El crecimiento del sector está consolidado. En 2012, se crearon 535 nuevas editoriales.

Se considera que el mercado editorial actual toma en cuenta al libro como un bien cultural, un instrumento de expresión cuyos autores y corrientes han traspasado las fronteras por los temas y la calidad de sus narrativas. España es el país de la Unión Europea con más títulos traducidos a otras lenguas.

La estadística de la producción editorial en España registran, en 2012, 69.668 títulos editados, de los cuales 60.219 son libros y 9.449 folletos. El castellano es el idioma predominante (78,6% del total) y tres de cada diez publicaciones corresponden a literatura.

La defensa del idioma español
España defiende y difunde el español como un idioma que cada día gana más terreno en todo el mundo. En este sentido, el Instituto Cervantes fue creado por España en 1991 para la promoción y la enseñanza de la lengua española y para la difusión de la cultura española e hispanoamericana.

Actualmente, el Instituto Cervantes está presente en más de 80 ciudades de 44 países en los cinco continentes y su labor es la de promocionar y enseñar el español.

Además de las clases de español, destacan otras actividades como la promoción de numerosas actividades culturales (mesas redondas, exposiciones, proyecciones de cine, conciertos, etc.), el sostenimiento de una amplia red de bibliotecas con más de 1,2 millones de volúmenes y la administración de un portal de Internet que es referencia sobre la lengua española y la cultura hispana: el Centro Virtual Cervantes.

El Instituto Cervantes es, también, responsable de los Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE), que son títulos oficiales con reconocimiento internacional y validez indefinida.

España permanece vigilante de la evolución, desarrollo y cuidado de la lengua española. A través de la Real Academia Española (RAE), se vigila la pureza del idioma y se procura que la adaptación a las necesidades de sus hablantes no rompa con la unidad lingüística de los hispanoparlantes del mundo.

La RAE forma parte de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), conjuntamente con 22 academias de habla hispana.

Se calcula que 500 millones de personas en el planeta hablan español. El español es la lengua materna en 21 países y es un idioma oficial en foros e instituciones como la Organización de Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos, la Unión Europea y la Interpol.

España es el primer país receptor de estudiantes de español. Se estima que unas 18 millones de personas en el mundo estudian español como lengua extranjera. Tan sólo en Estados Unidos se calculan unos 6 millones de alumnos de español.

Las artes y el patrimonio cultural español
España tiene un sitial en la historia de la cultura universal. Desde el arte de la era cristiana, pasando por el Siglo de Oro, hasta llegar a la edad moderna, son relevantes los aportes de España al arte universal.

Artistas como Goya, Velázquez, Cervantes, Quevedo, Lope de Vega, Picasso, Dalí, Miró o Gaudí son exponentes del genio innovador español en las artes.

En la actualidad, España cuenta con más de 200 espacios o instalaciones para el arte distribuidos por todas las Comunidades Autónomas.

La institución museística en España tiene una larga tradición. Está estrechamente unida al coleccionismo real, eclesiástico y nobiliario.

Los museos públicos españoles tienen como base fundamental las colecciones reales y eclesiásticas. En particular destacan Isabel la Católica, Carlos I, Felipe II, Felipe IV, Felipe V, Carlos III o Carlos IV. La Iglesia, por su parte, acumuló a lo largo de los siglos el otro gran tesoro artístico de España.

El Paseo del Prado es una de las zonas emblemáticas de España y Europa, ubicado en Madrid, reúne sus tres museos más importantes: el Museo del Prado, el Museo Thyssen-Bornemisza y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. En ellos están las famosas “Meninas” de Velázquez, “Las Majas” de Goya y el “Guernica” de Picasso, junto a otras obras maestras del arte universal.

España, además, premia los valores del patrimonio universal. Por ejemplo, a través de los reconocidos Premios Príncipe de Asturias, que se convocan anualmente desde 1981 y que entrega el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, España exalta las contribuciones artísticas, humanísticas y científicas en el ámbito internacional.

Otro ejemplo lo constituyen los Premios Cervantes, creados en 1975 y que enaltecen el patrimonio literario de la lengua española.

En cuanto al patrimonio folclórico, en España, además de las celebraciones propias de la Navidad, Semana Santa y Carnaval, todos los pueblos y ciudades tienen sus propios santos patrones cuyas fiestas duran varios días. Entre ellas se encuentran Los Fermines en Pamplona, Las Fallas de Valencia, la Feria de Abril en Sevilla y la de San Isidro en Madrid, entre otras.

Las corridas de toros o “fiesta brava”  por años consideradas la fiesta nacional de España, son también una de las tradiciones españoles más polémicas y controvertidas, en especial por los organismos internacionales de protección animal, por considerarlas una actividad injustificada y una tortura para los toros.

Otra manifestación popular muy extendida es el flamenco, tradición folclórica del sur de España, en particular de Andalucía, que ha traspasado sus fronteras para convertirse en un espectáculo admirado en todo el mundo. Es tal la importancia cultural del flamenco que se han instalado escuelas para su enseñanza en los rincones más apartados de España.

En el área cinematográfica, el séptimo arte contemporáneo español ha alcanzado un importante puesto en el mercado europeo y mundial, con autores de reconocida trayectoria y premiados internacionalmente como Pedro Almodóvar, Bigas Luna, Fernando Trueba y Alejandro Amenábar. El florecimiento de esta importante industria ha estado respaldada, además, por las destacadas carreras desarrolladas por excelentes actores como Antonio Banderas, Penélope Cruz y Javier Bardem, los más internacionales, y otros como Carmen Maura, Aitana Sánchez-Gijón y Victoria Abril.

La geografía del territorio español hace que sea un país privilegiado para la práctica de los deportes. Entre los deportes náuticos predilectos están la navegación a vela, la pesca deportiva, el submarinismo y el windsurf; la naturaleza propicia las rutas a caballo y los paseos en bicicleta; el vuelo libre en ultraligeros y el parapente tienen también condiciones favorables para su práctica. También se juegan otros deportes como el golf, el tenis y el esquí. El deporte rey, sin embargo, es el fútbol que cuenta con numerosos seguidores en todo el país.

En el área gastronómica, España también está a la vanguardia. Uno de sus mayores atractivos es la calidad de su cocina y la variedad de sus productos. No puede hablarse de una cocina nacional, sino de múltiples cocinas regionales. La paella, la empanada y el caldo gallegos, la fabada asturiana, los callos a la madrileña y la tortilla española, son algunos de los más emblemáticos platillos de la popular cocina de ese país.

Al vivir en España, muchos extranjeros deben tener en cuenta que las costumbres de alimentación pueden ser muy distintas a las de su país de origen, sobre todo en cuanto a los horarios, porque se suele tomar las comidas un poco más tarde que lo habitual. En España algunos comen en restaurantes habitualmente porque se trabaja de 9:00 a.m. a 2:00 p.m. y de 4:00 p.m. a 7:00 p.m., por lo que muchos se ven obligados a comer fuera.

Cabe mencionar con especial énfasis el desarrollo de la industria vitivinícola española. España es uno de los mayores productores de vino, siendo esta bebida un elemento fundamental de la mesa española. Otros productos de exportación que forman parte de la propuesta gastronómica y cultural española son las aceitunas, el aceite de oliva y el arroz.

Para conocer otras costumbres de la vida en España, conviene visitar la sección ¿Cómo son los españoles?