Al solicitar cualquier tipo de visa o la residencia permanente en Estados Unidos, se deberá abonar un arancel por concepto de procesamiento de la petición que se cobra al presentar la solicitud y no es reembolsable si ésta es rechazada.

El monto puede variar entre US$ 100 hata US$ 400 dependiendo de la categoría de inmigración. Puede haber costos adicionales para el cónyuge y los hijos.

Las autoridades consulares de Estados Unidos también han puesto en práctica el pago por la obtención de una “cita” en el consulado o embajada. Generalmente, este pago debe hacerse vía electrónica, por Internet o teléfono.

En algunos casos, se podrá pagar en el equivalente a estos aranceles en la moneda local de la embajada o consulado de Estados Unidos en cada país.