El estado de Tennessee (TN) forma parte de la región Sur, específicamente de la división Central Sureste. Se llama “El Estado de los Voluntarios” (“The Volunteer State”), en homenaje a los soldados voluntarios de este territorio que demostraron extraordinario valor en la Batalla de Nueva Orleáns. Otros apodos incluyen el “Estado del Big Bend” (“Big Ben State”), referido al nombre indio del río Tennessee, y “La Madre de los Estadistas del Sudoeste” (“The Mother of Southwestern Statesmen”), en alusión a los tres presidentes norteamericanos y a los otros distinguidos líderes que Tennessee ha dado a la nación.

Abarca 109.158 kilómetros cuadrados, por lo cual ocupa el trigésimo sexto lugar entre los estados de La Unión.

Su capital es Nashville, y las ciudades más importantes son Memphis, Knoxville, Chattanooga y Clarksville.

Su población asciende a 6 millones 346 mil habitantes, de los cuales 4,7% tiene origen hispano o latino.

Situado en la Zona Templada, goza de un clima, en general, moderado todo el año; aun así presenta las cuatro estaciones bien diferenciadas. Se considera continental hacia el norte, y húmedo subtropical hacia el sur. Resulta ventajoso para la gente y la agricultura por sus abundantes lluvias y un largo periodo templado que favorece los cultivos. No padece de las prolongadas sequías y heladas propias de los climas extremos.

Sus actividades económicas se basan en el cultivo de soya, algodón y tabaco; cría de cerdos y otros animales; producción láctea y ganadería. También cuenta con industrias del sector químico, equipos de transporte, plásticos y caucho.

En relación con el turismo, se destacan sus importantes lagos, parques naturales y arqueológicos, folclor, arte, artesanías y reservas indígenas. Uno de sus parques nacionales, el de las “Grandes Montañas Smoky”, es el más visitado en los Estados Unidos. Además, en Tennessee se encuentran el más extenso de los lagos subterráneos del mundo y la cueva más profunda del país.