Puerto Rico es una isla situada en el Caribe, entre el mar Caribe y el Océano Atlántico Norte, al Noroeste de la República Dominicana y a 1.000 millas del Suroeste de Miami.

Su nombre oficial es Estado Libre Asociado de Puerto Rico y, según el estatus concedido a esta entidad, se gobierna a sí mismo y tiene autoridad sobre sus asuntos internos. Como asociado de los Estados Unidos, el Jefe de Estado es el mismo presidente de esa nación; y el Jefe de Gobierno, un (a) gobernador (a) puertorriqueño (a) electo (a) popularmente.

Como información relevante, se menciona que en dos plebiscitos, celebrados en 1967 y 1993, los votantes nativos, en su mayoría, decidieron mantener el estatus de estado asociado.

Su superficie abarca 9.104 kilómetros cuadrados, y su población alcanza 3 millones 937 mil habitantes (2000),1.100 personas por milla cuadrada, una proporción más alta que la de cualquiera de los 50 estados norteamericanos. En efecto, es una de las islas más densamente pobladas del mundo, a pesar de que más de dos millones de sus nativos han emigrado a los Estados Unidos. Allí viven, con preferencia, en Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Massachusetts e Illinois. Por la condición de asociación existente, los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses.

Su capital es San Juan y, entre sus principales ciudades, se distinguen Ponce, Caguas, Mayagüez, Bayamón, Carolina, Arecibo, Guaynabo, Cayey, Aguadilla y Fajardo.

El español y el inglés se han decretado como las lenguas oficiales. Aproximadamente, un cuarto de la población habla inglés con ciertas limitaciones. Este idioma se requiere para todos los asuntos federales y se utiliza en las principales áreas turísticas.

Goza de un clima marino-tropical, moderado, con poca variación estacional y temperaturas promedio a mediodía de 29°C en invierno a 32°C en medio del verano. En las montañas del centro de la isla, se registran 5 ó 10° más fríos a lo largo del año y, por las noches, de 10 a 15° más fríos que de día. En suma, se han descrito las temperaturas prevalecientes y el clima en general como muy agradables, puesto que Puerto Rico disfruta todo el año de temperaturas promedio de verano de 28°C.

Como isla tropical ofrece exóticos refugios, millas de playas de blanca arena, montañas y valles y muchas otras maravillas naturales. Sus artesanías locales, ron y cigarros hechos a mano son muy apreciados.

Se considera una de las economías más dinámicas de la región caribeña. Su variado sector industrial, dedicado al ramo farmacéutico, electrónico, turístico, del vestido y la producción de alimentos, ha sobrepasado a la agricultura como factor primario de la actividad comercial y generación de divisas. El turismo, tradicionalmente, ha constituido una buena fuente de ingresos. Los principales beneficios en el área agrícola y pecuaria provienen de la producción de azúcar y de la ganadería. La isla posee, también, cobre, níquel y petróleo potencial, en tierra y costa afuera.

La gente de Puerto Rico representa una mezcla racial y cultural: españoles, aborígenes (taínos y jíbaros – españoles más taínos-), africanos, franceses, escoceses e irlandeses, norteamericanos, chinos, alemanes, libaneses y, últimamente, cubanos y dominicanos.

La católica romana prevalece como religión (85%), seguida del protestantismo y otras creencias (15%).

De acuerdo con las cifras del Banco Mundial, la isla ha alcanzado uno de los más altos porcentajes de educación superior en el mundo (6%), con 56% de sus estudiantes en edad universitaria que asisten a instituciones de enseñanza superior. Tiene más de 50 centros de este nivel. Sobresalen, entre ellos, la Universidad Interamericana de Puerto Rico, la Universidad de Puerto Rico y el Atlantic College, la principal institución universitaria del Caribe en las artes gráficas y el diseño gráfico.