Al estado de Nebraska (NE) lo apodan el “Estado del Desgranador de Maíz” (“Cornhusker State”). Este apelativo se deriva del nombre dado a los equipos atléticos de la Universidad de Nebraska y proviene del método de cosechar maíz a mano, común en el estado antes de la invención de la máquina desgranadora. Pertenece a la región Medio Oeste, división Central Noroeste, y a la Zona de las Grandes Planicies, con terrenos muy ricos para la agricultura.

Se le considera el decimosexto estado de La Unión debido a su área territorial de 200.357 kilómetros cuadrados.

Su capital es Lincoln, y sus ciudades principales son Omaha, Bellevue, Grand Island, Kearney, Fremont, Norfolk, North Platte, Hastings y Columbus.

Tiene una población de 1 millón 826 mil habitantes, entre los cuales hay 9,5% de ascendencia hispana o latina. Algunas tribus en reservaciones, entre ellas la ponca, la omaha y la siux, habitan en este estado.

Posee un clima continental, semiárido. Experimenta cambios bruscos de temperatura y del viento. Resulta difícil de predecir. En invierno, las temperaturas son bastante bajas y las de verano, excepcionalmente calientes. La temporada de lluvia – en ocasiones tormentosa – se centra en los meses cálidos, alcanza su máximo en junio y desciende principalmente por las noches. Por su ubicación cerca de la mitad del continente, su región central soporta los excesos característicos de los climas continentales.

Su economía se sustenta en la ganadería, cría de cerdos, extracción de azúcar y cultivo de maíz, soya, heno, trigo, sorgo, papas y granos. Su industria abarca las áreas de procesamiento de alimentos, fabricación de maquinaria y equipos eléctricos, imprentas y editoriales.

Sus atracciones turísticas comprenden zoológicos de renombre mundial, acuarios, bosques de lluvia tropical y escenarios espectaculares de muchos lagos y ríos. Asimismo, existe una tradición profundamente arraigada del oeste norteamericano, museos de historia militar y de la aviación e innumerables oportunidades para la caza y la pesca.