El estado de Michigan (MI) se localiza en la región Medio Oeste, división Central Noreste, y en la Zona de los Grandes Lagos, a cuyo alrededor se desarrollaron importantes urbes industriales. Aquí se encuentra el lago Michigan, uno de los más extensos de ese territorio.

Denominado “Estado de los Lobos” (“Wolverine State”) y “Estado de los Grandes Lagos” (“Great Lakes State”), porque sus costas bordean cinco de los Grandes Lagos, tiene, adicionalmente, más de 11.000 lagos interiores. Se dice que en Michigan nunca se está a más de 16 kilómetros cuadrados de un lago interno y a más de 220 de uno de los Grandes Lagos. Comprende, en total, 250.738 kilómetros cuadrados. Esta superficie lo sitúa como la undécima entidad de La Unión.

Su capital es Lansing, y Detroit, Grand Rapids, Warren y Flint resaltan como sus ciudades principales.

Concentra una población de 9 millones 883 mil habitantes, de los cuales 4,5% tiene origen hispano o latino. Otros pobladores importantes son indios nativos que habitan en tribus y reservas. Entre ellos se distinguen los keweenaws, potawatomis, chippewas y ottawas.

A la ubicación interna de Michigan en la parte norte de Norteamérica se debe su clima continental, caracterizado por las cuatro estaciones claramente diferenciadas, con humedad, veranos de tibios a calientes e inviernos de nevados a fríos. Los vientos invernales que soplan sobre los lagos Michigan y Superior generan densas acumulaciones de nieve en las áreas que los rodean. Aquí y en el norte las nevadas son más densas; mientras el sureste recibe, en términos relativos, poca nieve. Los efectos templados del lago Michigan determinan la existencia del famoso cinturón productor de frutas a todo lo largo de sus márgenes. La precipitación resulta bastante uniforme sobre el estado y se distribuye equitativamente durante el año.

Destaca en las siguientes industrias: automotriz y partes mecánicas, fabricación de productos de metal, procesamiento de alimentos, productos químicos, plásticos, minería y turismo. Igualmente, generan ingresos significativos las actividades relacionadas con la producción láctea, cultivo de manzanas, arándanos, moras, cerezas, vegetales, maíz y soya; ganadería y cría de cerdos y ovejas.

Sus bosques, tierras y aguas, forman, en efecto, una vibrante parte de este estado. Sobresalen sus extraordinarias oportunidades de recreación al aire libre, en especial en cuanto a la cacería y la pesca; sus museos y jardines que proveen atractivos ambientes de aprendizaje y su invaluable colección de cultura popular.