El estado de Iowa (IA), el “Estado del Ojo del Lince” (“Hawkeye State”), como se le apoda en tributo al jefe indio Lince Negro, pertenece a la región Medio Oeste, división Central Noroeste, y a la Zona de las Grandes Planicies, con terrenos muy ricos para la agricultura.

Clasifica como el vigésimo sexto estado de La Unión, por su superficie de 145.755 kilómetros cuadrados.

Des Moines es su capital, y Cedar Rapids, Davenport, Sioux City y Waterloo destacan como sus ciudades más importantes.

Su población totaliza 3 millones 046 mil habitantes, de los cuales 5.2% proviene de países hispanos o latinos. Igualmente, algunos indios nativos, principalmente de la tribu sax y fox, habitan en su territorio.

El clima se caracteriza, en general, por sus veranos cálidos y húmedos y los inviernos fríos. Las temperaturas cambian notablemente de una estación a otra y, a veces, de un día a otro. Sin embargo, los promedios mensuales de temperatura se mantienen bastante uniformes en toda la entidad y, a menudo, varían menos de 6°C de un lugar a otro. Pese a que las grandes nevadas rara vez ocurren, la severidad del invierno se incrementa con frecuencia por los vientos altos que generan ventiscas y prolongados periodos muy fríos. Las precipitaciones caen en forma de lluvia o nieve. De ordinario, estas decrecen de este a oeste y la mayor parte se manifiesta durante la primavera y el verano. No obstante, las sequías prolongadas suceden ocasionalmente durante los meses de verano.

La cría de cerdos, la ganadería, la producción de lácteos y el cultivo de maíz, soya y avena constituyen las principales actividades económicas. Su industria se diversifica en el procesamiento de alimentos y productos químicos, fabricación de maquinaria y equipos eléctricos, imprentas y editoriales y extracción de metales primarios.

La Zona de los Grandes Lagos le proporciona estelares ambientes al aire libre y lo introduce en las páginas de la historia americana. Es el único estado bordeado por dos ríos navegables: Missouri y Mississippi. Allí se puede recorrer la fábrica de motorhomes más grande del mundo. Además, existen históricos fuertes de fronteras, ciudades de rica cultura, auténticas granjas americanas y lugares con el encanto del viejo mundo.