Al estado de Idaho (ID), situado en la región Oeste, división Montaña, se le conoce como el “Estado de la Gema o de la Piedra Preciosa” (“Gem State”) o como la “Gema de las Montañas” (“Gem of the Mountains”).

Por su tamaño se le ha asignado el puesto decimocuarto entre los estados norteamericanos, con un área de 216.457 kilómetros cuadrados.

Las Montañas Rocosas (Rocky Mountains) lo atraviesan. Sobresale por sus vastos territorios inexplorados de naturaleza salvaje y gran riqueza mineral. De su superficie total, 7% se ha declarado parque natural, donde habitan el puma y el oso pardo.

Su capital y ciudad más importante es Boise. Nampa, Pocatello, Idaho Falls, Meridian, Coeur d’ Alene, Twin Falls, Caldwell, Lewiston y Moscow se consideran sus ciudades más grandes.

Tiene una población de 1 millón 567 mil habitantes, de los cuales 11,5% procede de naciones hispanas o latinas. Otros pobladores viven en pequeñas reservas indígenas formadas principalmente por los kootenais, shoshones y delavares.

El clima de esta entidad se caracteriza por su temperatura templada, con vientos y zonas continentales más secas y frías. Puede variar considerablemente. Recibe la influencia de las tormentas del Océano Pacífico y de los cambios de las corrientes. Además, lo afecta en extremo la variada topografía de Idaho. La mayor fuente de humedad responsable de las precipitaciones es el Océano Pacífico. La humedad más elevada proviene del aire marino de los vientos predominantes del oeste. En el verano, la humedad procedente del Golfo de México resulta tan grande que produce tempestades con truenos. Los periodos de extraordinario calor o frío que duran más de una semana son muy raros.

Su economía se dedica a la ganadería y la producción láctea y azucarera. Igualmente, cultivan papas, trigo y cebada; procesan alimentos, madera, plata (tiene una de las más grandes regiones de explotación de plata en el mundo) y otros minerales; y fabrican maquinarias, productos químicos y derivados del papel.

Adicionalmente, destaca el sector turístico, en el cual sobresalen los sitios y monumentos históricos dedicados a la minería, las viejas misiones y la Ruta Histórica Nacional de Lewis y Clark. Esta se refiere a la heroica expedición del Cuerpo del Descubrimiento (Corps of Discovery), conducida por los capitanes Lewis y Clark. Treinta y tres personas viajaron con ellos por un territorio desconocido. Empezaron en un lugar en Illinois en 1804, llegaron al Océano Pacífico en 1805 y regresaron en 1806. En 28 meses cubrieron 8.000 millas, hicieron amistad con los nativos americanos y aprendieron a sobrevivir en algunas de las tierras más hermosas y traicioneras de América. Hoy se puede seguir la ruta en forma tan similar como es posible considerando los cambios habidos con el paso del tiempo. Abarca cerca de 3.700 millas, desde Illinois, y cruza por parte de los estados Missouri, Kansas, Iowa, Nebraska, South Dakota, North Dakota, Montana, Idaho, Oregón y Washington.