El estado de Hawaii o Hawai (HI), situado en la región Oeste, división Pacífico, está compuesto por un grupo de islas en el Océano Pacífico, que forman una cadena de volcanes sumergidos. También se hallan en su territorio los volcanes activos Mauna Loa y Kilauea, este último el de mayor actividad en el mundo.

Se le apoda el “Estado de la Bienvenida” (“Aloha State”), y su extensión territorial abarca 28.314 kilómetros cuadrados, lo que lo coloca en el puesto cuadragésimo tercero del ranking norteamericano.

Su capital es Honolulú, y otras ciudades importantes son Hilo, Kailua, Kaneohe y Pearl City.

Concentra una población de 1 millón 360 mil personas, incluyendo una numerosa comunidad de nativos. Un total de 9,2% de sus habitantes desciende de hispanos o latinos.

El clima de Hawai se considera casi perfecto y bastante consistente todo el año, sin cambios extremos, temperaturas y humedad moderadas y vientos frescos. Esto se debe a que las temperaturas de la superficie del mar son cálidas todo el año y la capa atmosférica se mantiene igual. Hay solo dos estaciones: verano (de mayo a octubre) e invierno (de noviembre a abril). La temperatura promedio de verano marca 29,4°C y la de invierno, 25,6°C; por las noches desciende 10° aproximadamente. El periodo lluvioso comprende desde noviembre a marzo. Cae mucha lluvia en las montañas y valles del nordeste. Este fenómeno climático crea el rico ambiente tropical de flores y la frescura que han hecho famoso a Hawai.

Destacan sus importantes extensiones de tierras dedicadas a la cría de animales y la agricultura de la caña de azúcar, piñas y nueces de macadamia. Asimismo, ha desarrollado industrias de procesamiento de alimentos, vestimenta, productos de metal, piedra, cerámica y vidrio.

No obstante, la principal industria de este estado es el turismo. De manera que en él se han asentado las más importantes cadenas hoteleras. Esto se explica porque se le considera un paraíso tropical y uno de los sitios preferidos por personas de todo el mundo. En verdad, esta tierra representa una de las maravillas de la naturaleza por el impacto de su belleza natural, la exuberancia de sus bosques de lluvia tropical, sus frescas regiones montañosas, pedregosos desiertos y playas soleadas aptas para la natación y el surf.