El estado de Florida (FL), conocido como el “Estado del Sol” (“Sunshine State”), se encuentra en la región Sur, división Atlántico Sur. Ocupa el vigésimo segundo lugar por su superficie de 170.313 kilómetros cuadrados.

Toda Florida, en especial la ciudad de Miami, alberga una de las comunidades latinas más grandes del país. Dentro de su población de 18 millones 801 mil habitantes, 22,9% registra ascendencia hispana o latina (4 millones 223 mil habitantes de origen latino).

También es hogar de algunas tribus indígenas, entre las cuales se destacan la seminola, la micosuquí, la crik y la cheroquí.

Su capital es Tallahassee. Otras localidades importantes son Miami, Jacksonville, Tampa, Saint Petersburg, Hialeah, Orlando, Fort Lauderdale, West Palm Beach, Boca Ratón, Hollywood y Pembroke Pines.

El apodo de este estado demuestra a sus visitantes la importancia concedida a las condiciones atmosféricas. En efecto, goza de un clima tropical y subtropical, considerado uno de sus más importantes recursos naturales. Normalmente, sus temperaturas resultan placenteras. Los veranos se suceden largos, cálidos y relativamente húmedos; los inviernos, moderados, con periódicas oleadas de aire fresco.

Su economía se fundamenta en el cultivo de frutas cítricas, vegetales y caña de azúcar; producción de lácteos, cría de animales y ganadería. Las industrias principales se concentran en el turismo, fabricación de maquinarias, equipos eléctricos y de transporte, procesamiento de alimentos, imprentas y editoriales.

Una de las atracciones más populares del país: “Disney World”, con más de 20 millones de visitantes por año, se halla en este estado. Un total de 4% de su territorio constituye parque natural, donde se hospeda el manatí. Tiene una enorme área pantanosa de cipreses conocida como los Everglades. Allí viven muchas plantas y animales, como la rana verde trepadora y el peligroso caimán americano. Asimismo, cuenta con hermosas playas, zoológicos y acuarios.