Seleccionar el alojamiento adecuado para la estadía por razones de estudio es uno de los grandes desafíos que enfrentan los estudiantes internacionales.

En Australia hay escasez de residencia, sobre todos en los centros urbanos más populosos. Adicionalmente, los costos pueden variar entre las diferentes opciones.

Una tarea importante en la planificación de los estudios en Australia consiste en la búsqueda programada del alojamiento que más se adapta a las necesidades y condiciones presupuestarias del estudiante.

Comenzar con un alojamiento temporal para luego decidirse por uno permanente cuando ya se conoce bien la zona, puede ser una buena recomendación.

Los tipos más frecuentes de alojamiento para estudiantes en Australia son:

• “Homestay” o alojamiento en casa o en granja
El alojamiento en “homestay” es muy popular, especialmente entre estudiantes recién llegados a Australia, porque proporciona una oportunidad de aprender acerca del país y del modo de vida de los australianos. Implica estancias con familias durante el año académico.

Las instituciones tienen una lista de las familias que pueden alojar a estudiantes extranjeros. Las comidas están generalmente incluidas en el precio, pero también puede haber la modalidad sin comida, en la que le estudiante se ocupa de su dieta diaria.

Se ofrecen habitaciones individuales o compartidas y la tarifa puede variar notablemente.

Las estancias en casas suelen darse entre los estudiantes más jóvenes y los estudiantes de cursos cortos de inglés.

Una opción también popular es la estancia en granjas, donde se ofrecen los mismos servicios, pero en un entorno rural. Este tipo de alojamiento permite acercarse al modo de vida australiano de una forma natural y sencilla.

En muchos casos se trata a los estudiantes como otro miembro más de la familia. Sin embargo, se espera de él que se adapte al estilo de vida de la familia y a las comidas y que acepte las normas de la casa.

Generalmente, el alojamiento “homestay” en pensión completa incluye:

– Habitación individual con cama, escritorio y armario.

– Lavado de ropa.

– Tres comidas por día, con el desayuno y la cena compartidos con los miembros de familia, más un almuerzo empacado cuando asistes a clases.

Generalmente, el “homestay” de sólo alojamiento incluye:

– Una habitación individual con cama, escritorio y armario.

– Lavado de ropa.

– Acceso a la cocina, para que el estudiante prepare su propia comida.

• Alojamientos en la universidad
Las instituciones educativas de Australia pueden proporcionarte alojamiento en diversas residencias de estudiantes internacionales. Generalmente situadas cerca de transportes públicos y de centros comerciales. La ventaja principal de alojarse en una residencia de estudiantes internacionales es que resulta fácil encontrar y entablar amistad con gente de la misma edad o de los mismos intereses académicos. Los tipos más frecuentes de residencias estudiantiles son:

– Colegios residenciales de la universidad: pertenecen por lo general a organizaciones independientes que los gestionan. A veces, están ubicados en el mismo campus universitario o en los alrededores. Ofrecen alojamiento y comidas, y es el propio colegio el que se ocupa también de las tareas de limpieza. También ofrecen instalaciones deportivas y sociales, tutorías y bibliotecas.

– Residencias universitarias: se encuentran en el mismo campus o cerca de este, y suelen ser más baratas que los colegios residenciales. Ofrecen comidas y la limpieza de las instalaciones. También existe la posibilidad de vivir de forma independiente. Este alojamiento sólo está disponible para los estudiantes a tiempo completo.

– Alojamientos independientes en el campus: este tipo de alojamiento está relacionado con las universidades situadas en las afueras de las grandes ciudades. La propia universidad se encarga de la limpieza. Este alojamiento ofrece más independencia que un colegio residencial a un precio menor.

– Internados: se trata de un alojamiento amoblado y equipado, destinado a los estudiantes casados o de postgrado.

 • Hostales y pensiones
Generalmente gestionados por asociaciones como “Youth Hostels” y “Young Men and Young Women Christian Associations” (YMCA y YWCA). Se comparten la cocina y los cuartos de baño.

• Alojamiento compartido y en alquiler
El alojamiento compartido con otros estudiantes es común y popular. Los anuncios en los periódicos estudiantiles frecuentemente incluyen avisos para el alquiler de habitaciones, apartamentos y casas. En este tipo de alojamiento cada estudiante tiene su propia habitación, pero se comparten las zonas comunes y las responsabilidades de la vivienda.

Las casas y apartamentos se pueden alquilar a través de un agente inmobiliario o de los dueños, y pueden estar amueblados o sin amueblar.

Los alquileres varían notablemente según la zona del país. Al alquilar una vivienda se suele pedir un mes de alquiler como fianza en caso de que el arrendatario cause daños a la vivienda. Si no se han producido daños, se devolverá la fianza al finalizar el contrato de alquiler.

Si se decide alquilar una casa o un apartamento normalmente se debe firmar un contrato oficial con el arrendador. Este documento, denominado contrato de alquiler, establece las obligaciones del dueño (arrendador) y el inquilino (arrendatario). El contrato estipula que todas las instalaciones de la casa funcionan correctamente y el arrendador deberá mantener la vivienda en buenas condiciones.

Ayuda para buscar alojamiento
La mayoría de las instituciones y centros de enseñanza tienen un servicio de alojamiento donde te aconsejarán sobre las distintas opciones de alojamiento y los precios. En las carteleras de anuncios de los centros de enseñanza también suelen ofrecen habitaciones, apartamentos y casas en alquiler que se pueden compartir con otros estudiantes.

Se aconseja contactar el servicio de alojamiento del centro elegido para concertar un alojamiento temporal antes de partir. Esto permite evaluar el tipo de alojamiento permanente ue se desea.

Ver la lista de las principales instituciones académicas de Australia en la sección Universidades.

 Consejos prácticos
• Es recomendable alquilar un alojamiento temporal antes de firmar un contrato de alquiler definitivo. Esta decisión permite conocer la ciudad y los lugares que más se adecúan a las necesidades del estudiante.

• Busca un lugar cerca de la universidad. Esto permite ahorros importantes en transporte.

• Conviene ubicar los servicios imprescindibles más cercanos a la residencia, como paradas de transporte, tiendas y almacenes. Esto es sumamente importante si no se cuenta con carro.

• Deben realizarse todas las preguntas pertinentes al propietario antes de firmar un acuerdo de alquiler. Por ejemplo: ¿cómo se controla el sistema de calefacción? ¿Qué servicios incluye el precio de alquiler? ¿Cuántas personas pueden ocupar la vivienda?

• Hay que leer con detenimiento el acuerdo de alquiler para entender todas las condiciones exigidas, sobre todo en lo relativo a las penalizaciones por no-cumplimiento del convenio.

• No debe apresurarse la selección de vivienda. Visitar varios apartamentos antes de decidirse es la recomendación.

• Hay que tener en cuenta en el presupuesto que para reservar se exigirá un depósito. También pueden pedir un “depósito contra posibles daños”, como garantía reembolsable al final de contrato.

• La mayoría de las opciones de alojamiento, excepto el alojamiento en casas de familia, no incluye artículos eléctricos, ni aparatos domésticos, sin sábanas ni frazadas, etc. Hay productos para el hogar de segunda mano que son económicos, pero es recomendable que llevar los artículos básicos.

 

En el foro de discusión ¿Cómo es la vida de un inmigrante en Australia?,  hispanoparlantes de diversos países comparten preguntas, opiniones y experiencias sobre el procesos de emigración a ese país.