Por razones de seguridad, la mayoría de los países receptores de inmigrantes exigen que el interesado presente una carta policial de buena conducta que compruebe que no se presentan antecedentes criminales.

Este documento es conocido como certificado judicial, certificado policial, certificado de antecedentes penales, carta de buena conducta o récord policivo.

Deben presentarlo todos los miembros del grupo familiar mayores de edad.

Generalmente, se trata de un procedimiento sencillo que debe solicitarse ante la prefectura o la dependencia policial correspondiente a la jurisdicción en la que habita el interesado.

Si el candidato a emigrar ha tenido residencia fija en varios países (por más de 6 meses), deberá presentar el certificado de antecedentes penales correspondiente a cada país en el que habitó.

Dependiendo de su destino, se podrá exigir al futuro emigrante el certificado policial emitido por la Interpol o incluso por el FBI.

Este documento suele tener una validez de 3 meses, por lo que puede pasar que se exija presentarlo dos veces a lo largo del proceso migratorio: al momento de iniciar la solicitud de visa y después de que esta ha sido aprobada.

Los requisitos que habitualmente se exigen para la expedición de este documento son:

  • Original y fotocopia de la cédula o documento nacional de identidad.
  • Fotocopia de alguna factura de servicio (luz, teléfono, agua, etc.) que se encuentre a nombre del solicitante y que confirme su dirección de habitación exacta.
  • Dos fotos tamaño carnet, recientes.
  • Una carta de solicitud (en algunos países se exige que lleve el sello de un abogado).

Muchas veces se exige que este documento sea legalizado y notariado o apostillado en la oficina consular del país al que se desea emigrar.

Adicionalmente a la presentación del certificado policial, pueden presentarse referencias personales solicitadas a algún miembro de la comunidad académica (un antiguo profesor) o empresarial (un antiguo empleador) y hasta a algún amigo (que no sea familiar) o vecino (el presidente de la junta de condominio de tu edificio).

Todos los documentos presentados constituirán la prueba de que el candidato carece de antecedentes criminales que puedan poner en riesgo la aprobación de la visa.