Katiuska Rivas, asesora de seguros venezolana, desde Toronto, Canadá:

"Me siento comprometida con la comunidad hispana para orientarla financieramente en esta tierra de oportunidades".

Profesión: administradora de empresas, asesora financiera y bróker de seguros

Ciudad/ País de origen: Caracas, Venezuela

Fecha de salida: 25 de septiembre de 2004

Ciudad/ País de destino: Toronto, Ontario, Canadá

¿Por qué te fuiste de tu país?

Siempre pensé que no dejaría mi país por ningún motivo. Sin embargo, el tema de la inseguridad personal me hizo temer por el bienestar de mi familia. Entonces, en ese año, siguiendo los consejos de mi esposo, decidimos tramitar la residencia permanente en Canadá, por medio del programa de profesionales calificados. En realidad, no hubo razones profesionales o personales para emigrar, ya que en mi patria tenía una vida exitosa y próspera, como numerosos profesionales venezolanos. En efecto, terminé mi carrera como Administradora de Empresas, así como también una Especialización en Finanzas y el programa “Líderes en Ventas”, en el Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA). Asimismo, me desempeñé en distintas empresas, tales como: Banco de Venezuela Grupo Santander, Banesco y Corporación Digitel, en las áreas de operaciones y ventas.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Lo más difícil fue alejarme de mis familiares, amigos y colegas, aparte de la aprensión ante las nuevas culturas y, en particular, por el desconocimiento del idioma, puesto que - para la época de mi salida - mi inglés era muy limitado y apenas comenzaba a “parler français”. No obstante, entre esas dificultades, sobresalía lo duro que resultaba controlar esos sentimientos encontrados al salir de la zona de confort, de reflexionar mucho - otra vez como madre - sobre la adaptación de mi hijo y de cómo seguir adelante sin el apoyo incondicional que, en general, recibimos los hispanos de las familias. Pese a ello, al mismo tiempo estaba llena de ilusiones y con una actitud positiva frente a la vida, convencida de que, si actúas de buena fe y mantienes los valores básicos que deslindan el bien del mal, siempre serás bienvenida y aceptada como ciudadana del mundo.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Aclaro, primero, que salí de mi país de origen en febrero del 2002 y viví en la isla antillana de San Martín por dos años. Desde allí, en el momento de evaluar las opciones, estudiamos Nueva Zelanda, Australia y Canadá, los países con programas de inmigración establecidos, pues para nosotros nunca fue una posibilidad mudarnos a otra nación sin la residencia permanente aprobada. De hecho, era ciento por ciento necesario asentarnos y desarrollarnos legalmente en el destino elegido. De igual forma, la cercanía a Venezuela era importante. También analizamos varios indicadores sociales y económicos, porque buscábamos un lugar donde nos sintiéramos bienvenidos, con gran diversidad y sin racismo. En fin, Canadá cumplía los estándares y, con los brazos abiertos, nos invitaba a venir. Desafortunadamente, cuando emigramos, no conocíamos a nadie en Canadá. El apoyo inicial lo recibimos de un ciudadano canadiense, casado con una curazoleña. Gracias a su ayuda, dimos los primeros pasos y nos integramos a nuestra comunidad natural. Eso sí, sin perder de vista que vivíamos en un país multicultural. Por eso, mi esposo y yo nos sentimos altamente comprometidos a darle la mano a cualquier paisano que se encuentre en este proceso migratorio, aunque, sin duda alguna, es mejor tener conocidos antes de llegar.

Describe los primeros tiempos

Como inmigrante hispana, experimenté el proceso y los estados anímicos que esa condición conlleva. Por fortuna, comprendí que solo se necesitaba creer en el sistema y seguirlo. De manera que me dediqué a estudiar y aprender las ventajas que este país nos ofrecía. Mi primera experiencia profesional en Canadá se relacionó con el área de relocalizaciones internacionales para profesionales y ejecutivos de empresas multinacionales. Durante mis tres años en esa posición, trabajé con las organizaciones más importantes y reconocidas globalmente y completé más de ochocientas relocalizaciones a lo largo del mundo. Participé en programas de integración y aprendizaje de la cultura del nuevo país, así como en servicios de instalación (settling-in). Para mí, este empleo era una bendición de Dios, pues me daba las herramientas indispensables para transferir mis cualidades y comprender que, culturalmente hablando, no hay acciones buenas o malas, ya que son simplemente nuestras raíces las que se reflejan en nuestras conductas. De allí la necesidad de ser tolerantes, abiertos y respetuosos de las costumbres y opiniones de otras personas.

Describe tu situación actual. ¿Cuándo comienzas a trabajar por tu cuenta en el área de seguros y a ser parte de 360 Insurance?

Diría que mi pasión por las finanzas y por tener a la gente frente a frente me hacía añorar mi experiencia pasada. Así, en el año 2009, volví al campo financiero. Hoy actúo como asesora financiera a través de la empresa Global Financial y manejo mi propia marca, conocida como 360 Insurance, especializada en la emisión de seguros de visitantes, la Super Parent Visa y planes educativos y de retiro. Me siento comprometida con la comunidad hispana para orientarla, educarla y prepararla financieramente en esta tierra de oportunidades. Con honestidad, creo que ser hispana, haber vivido el proceso de inmigración, sentir pasión por servir a la gente y mi amplia experiencia profesional me han convertido en un punto de apoyo en Toronto.

¿Por qué es importante contratar servicios de seguros médicos para nuevos inmigrantes?

El sistema de salud en Canadá es administrado por cada provincia. Por consiguiente, para gozar de la cobertura o beneficios médicos públicos, se debe hacer la solicitud en la provincia donde reside el interesado. Por lo tanto, durante el lapso de espera (que, de ordinario, dura tres meses) hasta concluir la gestión oficial, las personas o familias necesitan seguros médicos de empresas privadas para protegerse en la eventualidad de algún accidente o enfermedad. De modo que, como inmigrantes recién llegados, debemos ser muy cuidadosos con el manejo de los recursos que traemos para mantenernos los primeros meses, hasta que se consigue un empleo o se generan ingresos. Imaginen, por ejemplo, una simple caída que amerite hospitalización y/o cirugía. El costo diario de hospitalización es de tres mil dólares canadienses, es decir, que para cubrir una emergencia tendríamos que desembolsar aproximadamente quince mil dólares. Eso, sin discusión, descalabra cualquier presupuesto. Idéntica situación debe ser evaluada en quienes vienen como visitantes, familiares de residentes y/o ciudadanos canadienses y estudiantes. Por otra parte, aconsejo que examinen las particularidades de la provincia donde decidan establecerse, pues existen algunas diferencias por considerar.

¿Qué servicios ofreces en los seguros de la llamada Super-Visa para familiares de residentes que visitan Canadá?

El seguro que se emite para cubrir la llamada Super Parent Visa es el mismo producto conocido como seguro de visitante (visitor insurance). Ahora bien, para los efectos de completar la solicitud de la visa, se fijaron ciertos criterios, por ejemplo: el monto mínimo asegurado es de cien mil dólares; y el plazo de duración del seguro debe ser, por lo menos, de un año. Por ende, cada caso es único, debido a la edad y la condición médica del solicitante. Por eso, se recomienda que se evalúen y chequeen varias opciones. Especialmente, conviene asegurarse de que se negocia con individuos experimentados en el área y con las licencias necesarias en cada provincia que se vaya a recorrer. Por último, hay que leer la póliza y entender los términos, coberturas / beneficios y exclusiones. Además, estar consciente de los diversos precios y productos derivados de la variada composición de los beneficios en las pólizas de una empresa a otra.

Testimonio publicado al 4 de noviembre de 2012.



Contacta a Katiuska Rivas y 360 Insurance para recibir más información y pedir una cotización personalizada aquí>>

Comentarios

Buen dia, me encantaria comunicarme con ustedes. Primus Immigration Experts Inc algun correo?

gracias de antemano!

Hola Sra. Katiuska como esta ??? trabaje con usted en el Banco Venezuela, fue mi primera Jefe en la Banca, en atencion al cliente junto a la Sra. MariselaBriseño y mi prima MDD, que sorpresa saber de usted por este medio, fascinante su testimonio y ejemplo a seguir .. la Felicito por todos sus logros ... Saludos Erika Duarte

Muy bueno tu testimonial. El servicio de seguros es muy importante aquí en Canadá y lamentablemente, muchas personas no lo toman en cuenta y luego pagan las consecuencias.

Me pregunto si el seguro de los 3 meses para un recién llegado protege para enfermedades o es sólo para accidentes. En nuestro caso, sólo nos cubría accidentes. Tal vez no era el seguro indicado.

¿Deseas agregar un comentario?
Para agregar tu comentario, debes estar registrado e iniciar sesión>>



¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>


i