Javier Sánchez, supervisor desde Edmonton, Canadá

“Canadá me ha dado la oportunidad de alcanzar mis objetivos por medio del trabajo duro y honesto”.

Profesión: Empleado de producción/supervisor

Edad: 38 años

Ciudad/ País de origen: Torreón, México.

Fecha de salida: 2 de junio de 2006

Ciudad/ País de destino: Edmonton, Canadá.

¿Por qué te fuiste de tu país?

Por la falta de trabajo bien remunerado para ofrecerles a mi familia una óptima calidad de vida y mejores expectativas de vida a mi hijo.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Los pros fueron muchos: mejorar nuestra situación económica, explorar la posibilidad de mudarnos a otro país con excelentes perspectivas, optimar nuestra calidad de vida, etc. Los contras para mí se redujeron a separarme de mi familia, con todos los sacrificios que conllevó para mi esposa el quedarse a cargo de mi hijo, sin estar yo con ellos.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Escogí Canadá porque, después de Estados Unidos, es el país del primer mundo más cercano a México. Asimismo, porque, después de investigar en Internet y con amigos y conocidos, era la mejor opción para encontrar un buen trabajo. El recibimiento y trato de los canadienses es excelente. Además, tienen una sociedad multicultural abierta y respetuosa, que se precia de acoger de muy buena manera a los inmigrantes que buscan, de modo respetuoso, una oportunidad de mejorar.

Describe los primeros tiempos

En Canadá hay algunas similitudes con el estilo de vida americano. Por ejemplo, el inglés es muy necesario, pues, en esta parte de país, el número de latinos no es tan grande como en otras ciudades canadienses. Sin embargo, el apoyo de las comunidades latinas es extraordinario. La ciudad, sus servicios y sitios recreativos resultan de fácil acceso. Se consigue lo que necesites para preparar platillos de nuestra cocina. El clima sí significa un cambio muy fuerte, pero todo aquí (tiendas, departamentos, transporte, lugares de trabajo) está acondicionado para hacerle frente al frío. La actitud abierta y respetuosa de la gente fue increíble al ayudarnos a conocer la ciudad, sus atracciones y servicios. Existen templos de varias religiones con celebraciones en nuestro idioma y asistir a ellas te ayuda muchísimo a interactuar con otros latinos que viven y trabajan en Edmonton.

Describe tu situación actual

Al principio, llegué como empleado de producción, pero, echándole ganas y gracias a saber el idioma, he recibido capacitaciones y cursos relacionados con la producción, que me permitieron llegar a mi actual puesto como supervisor. Hace menos de dos meses, obtuve, al fin, un mejor tipo de permiso y ya tengo a mi familia reunida en Edmonton. Felizmente, en las próximas semanas iniciaré el proceso de solicitud de residencia permanente para mí y mi familia. Mi hijo ya acude a la escuela y aprende inglés rápidamente. Canadá me ha dado la oportunidad de alcanzar mis objetivos por medio del trabajo duro y honesto.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

No me arrepiento de haber tomado la decisión de venir a Canadá, y mi esposa tampoco. Nuestras expectativas son completamente diferentes de las que nos planteamos hace dos años (y honestamente tremendamente mejores). Si de algo me arrepiento es de no haber explorado con anterioridad la opción de emigrar a Canadá y haber empezado esta aventura mucho antes.

¿Piensas volver a tu país?

La verdad es que solo volvería para visitar a nuestras familias y de vacaciones. Canadá es un país del primer mundo que me ha ofrecido la oportunidad de conseguir lo que siempre he querido y que, por muchas razones, iba a ser imposible lograrlo en México.

Testimonio publicado al 23 de enero de 2008

 

¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>