Publicidad


 

  • Este debate tiene 0 respuestas, 1 mensaje y ha sido actualizado por última vez el hace 15 años, 7 meses por Invitado MQI.
Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Autor
    Entradas
  • #291254
    Invitado MQI
    Miembro

    N RIO. Para saber lo que significa el carnaval para los brasileños, hay que vivirlo en las ciudades donde la liturgia de los festejos y el lujo de las distintas escuelas de samba _con sus presentaciones y carrozas con las más disímiles e ingeniosas “alegorías”_ impactan hasta al más austero visitante. Cientos de millones de reales, equivalentes a dos por cada dólar estadounidense, se gastan en las carnestolendas que encabezan Río de Janeiro, Bahía y Recife y siguen Sao Paulo y otras ciudades del enorme Brasil. El aporte de Pdvsa a las escuela Unidos de Vila Isabel, fundada en 1946, para la alegoría “Canto a la Latinidad” anunciado oficialmente en medio millón de dólares _y extraoficialmente en el doble de dicha cantidad_ se queda corto ante el estipendio que la comparsa de más de 3.500 personas tuvo que hacer _como todas las otras 13 escuelas de samba participantes_ para competir por el premio en lujo, adornos, vestimentas, carrozas y agrupaciones que son medidos además con las coreografías, cuadros de danzas, baterías, bailarinas, cantos y simpatías de los participantes. Dentro de este contexto vale considerar algunos aspectos de la participación del gobierno chavista; primera vez en la historia del carnaval de Río que algún gobierno local o extranjero patrocina y apoya económicamente a una escuela brasileña tradicional. Vila Isabel tuvo además el patrocinio de la cerveza Brahma, la tabacalera Philip Morris, Nestlé, Maggi y Coca Cola, entre otros anunciantes…

    Medio

    LOCURAS. Mientras el presidente Lula vacacionaba pescando en una laguna de Marambaia y en el camarote Brahma un Maradona payaso deleitaba, junto al “jet set”, a los fotógrafos, hacía su aparición a las 3 de la madrugada del lunes en el Sambódromo y ante 40 mil espectadores un gigantesco Simón Bolívar que de mostrarse sentado para poder pasar bajo las grúas de TV O’Globo que transmitió en vivo los dos días de desfile se ponía de pie frente a las tribunas con un corazón encendido en su mano “derecha”. Precedido por una carroza llena de personas emplumadas de rojo junto a una “ensalada” de fotografías y dibujos de personajes de la “izquierda” latinoamericana entre las que sólo menciono a Evita Perón, Carmen Miranda (?) y Frida Khalo; el Che Guevara, Benito Juárez, Augusto César Sandino y Gabriel García Márquez, en medio de corazones, serpentinas, papelillo y escarcha brillante. Antes, un centenar de bailarines disfrazados del Libertador en traje de gala _cual ángeles_ con dos alas de plumas con los colores de nuestra bandera _en total según O’Globo (28/3/06) fueron 5 mil plumas de pavo y faisán_ dieron paso al muñeco de 15 metros exigido por el Gobierno venezolano. También veinte de esos “Simones emplumados” estuvieron al lado de las piernas de la gigantesca figura. Como en el Sambódromo no se pueden describir los contenidos de las agrupaciones, muy pocos supieron distinguir entre algún prócer de Brasil o el argentino San Martín al que le encontraron más parecido con la imagen de la cara del Simón amulatado…

    MENSAJES. No sólo la canción en portuñol para que pudiera ser cantada por algunos integrantes invitados principalmente de Venezuela, Colombia y Chile sino las carrozas previas, daban idea de las distintas culturas latinoamericanas. Desde las pirámides aztecas y mayas hasta las incas aparecieron con todo el esplendor y lujos del más reconocido carnaval del mundo. Sin embargo, a petición de “alguien del gobierno patrocinante” según nos dijo uno de los miembros de la escuadra antes del desfile hubo presiones para que se metieran ideas y “recados” izquierdosos. La polémica desatada dentro del grupo produjo hasta separaciones entre sus miembros. Finalmente las muestras iban _paradójicamente_ de un lado a otro. La carroza de los indígenas del altiplano boliviano era de impecable confección artística: una docena de “indias con los pechos al aire” mostraban sus atributos y repartían besos. (Menos mal que no había conquistadores revividos de la madre patria). Otra carroza referente a la conquista por esos españoles permitió recrear lo que ha sido la denuncia sistemática de “Don Hugo sobre los crímenes de la conquista española por estas tierras”. Negros e indios crucificados en medio de un “infierno con los agresivos esqueletos de los colonialistas invasores”. Siguiendo con los contrastes, al lado de una enorme muñeca brasileña lo más parecida a Carmen Miranda, aparecía un charro _con cara de borrachín y sentado con su enorme sombrero_ que empinaba mecánicamente el codo para beber de una botella de tequila…

    CAMPAÑA. La televisión comercial de Brasil, así como las principales vallas de Río y Sao Paulo, fueron inundadas con una millonaria campaña publicitaria de Pdvsa en la que señala las bondades y maravillas de Venezuela, ahora que la petrolera es del “povo venezuelano”. Así como se copiaron el logotipo del Gobierno brasileño que dice: “Brasil es de todos” sin siquiera disimular sus colores y caracteres, también se apropiaron del lema de Petrobrás: el petróleo es del pueblo. Muy distintos los resultados de Lula en su guerra a la pobreza y a la corrupción con los de Chávez. En nuestro país aumentan hambre y desempleo, delincuencia y corrupción, se deteriora la infraestructura por falta de mantenimiento y el jefe del Estado reparte dinero y financia obras _algunas más necesarias en su propio país_ por todo el mundo en su afán de venderse como un “estadista ejemplar”. Nos enteramos por un pulsador de opinión de Río que una reciente encuesta hecha en Venezuela señalaba que “a Chávez no se le percibía como estadista o presidente, sino como alguien que quiere llegar a serlo y sigue tratando a pesar de sus errores” y que por eso es que ahora aparecía vestido con todo el protocolo y símbolos patrios que su cargo le otorga. Recordé unas cuantas de sus últimas cadenas en las que se ha mostrado hasta con la banda tricolor y el gran collar del Libertador. “Verán más de él de esa manera en los meses por venir, ya que quiere asegurarse una presidencia vitalicia cuanto antes. Recuerden que nadie que no pueda ser auditado en su función pública y que sabe que al salir de ella puede ir preso, entregará la banda presidencial como ustedes se acostumbraron desde 1958”.

    Bajo

    POCA GLORIA. La presentación de escuela Unidos de Vila Isabel pasó casi desapercibida para la mayoría de los brasileños. Pocos se enteraron del objetivo político que, disfrazado, pretendía presentar el gobierno en los 75 minutos del desfile. El motivo de esas fiestas es, precisamente, para brasileños y turistas internacionales, olvidarse de la política por cuatro días y cantarle a la alegría de vivir. Y así fue…

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.

 

Publicidad