Publicidad


 

Inicio Foros ¿Cómo son vistos los venezolanos que emigran? "Es imposible una universidad con pensamiento único"

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Autor
    Entradas
  • #304898
    Invitado MQI
    Miembro

    EDUCACION / Rector de la ULA tiene fe en modificación de Decreto 3.444
    «Es imposible una universidad con pensamiento único»

    NORA SANCHEZ

    ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

    Mérida. Recién se apagaron 220 velitas que significan un año más de vida
    de la Universidad de Los Andes (ULA). En el marco del aniversario que
    sella su experiencia y credibilidad, la institución se dedica desde hace
    una semana a analizar la decisión que el Gobierno plasmó en el Decreto
    3.444.
    Un gran debate. Así define el rector de la ULA, Léster Rodríguez Herrera,
    el trabajo iniciado en torno al tema, pero es una discusión que trasciende
    las instancias formales del cogobierno universitario, y para ello, el
    Consejo Universitario le solicitó a los docentes dedicar de 5 a 10 minutos
    de su clase al asunto, a fin de tomar en cuenta la opinión de los
    estudiantes.

    Dos semanas es el tiempo estimado por el rector de la ULA para que la
    amplia discusión y sus conclusiones sean dadas a conocer a la colectividad
    que espera un pronunciamiento de esta casa de estudios. Rodríguez fue
    enfático al señalar que «esa no será la opinión de unas autoridades sino
    la opinión del colectivo universitario».

    Postura personal
    Mientras el debate arroja sus frutos, el rector Léster Rodríguez Herrera
    manifiesta opinión sobre el tema, aclarando que ésta no compromente a la
    institución que representa.

    Reconociendo que tanto el Gobierno Nacional como el Ministerio de
    Educación son los encargados de diseñar las políticas educativas del país
    y de hacer las reformas que consideren pertinentes, cree que «también es
    cierto que ese estatuto orgánico no puede colidir con funciones de
    organismos que están expresamente determinadas en la ley. Por ejemplo, no
    puede tomarse atribuciones que son del Consejo Nacional de Universidades
    (CNU), como la creación de carreras, la creación de nuevos programas, allí
    están representadas todas las universidades venezolanas y esa
    responsabilidad que tienen los rectores no se le puede endosar a una
    persona, por muy buenas intenciones que tenga y por muy bien que haga las
    cosas. Algunos artículos, y sobre todo los que tienen que ver con las
    atribuciones del CNU, hay que discutirlos, modificarlos».

    A pesar de que el decreto está aprobado, Rodríguez Herrera confía en que,
    tras una amplia discusión sobre el tema, se produzca la rectificación del
    ministro de Educación Superior y por ende la corrección de los artículos
    que a su modo de ver dejan sin efecto las obligaciones y decisiones del
    Consejo Nacional de Universidades. «Tengo mucha fe en el sector
    universitario y estoy seguro de que vamos a empujar con mucha fuerza para
    que las modificaciones que sean necesarias se hagan».

    El Decreto 3.444 le da luz verde al Ministerio de Educación Superior, a
    través del Viceministerio de Políticas Académicas, entre otras cosas para
    «planificar, coordinar y dirigir la elaboración de planes y proyectos a
    fin de ejecutar políticas académicas formuladas en materia de educación
    superior en concordancia con las políticas del Estado».

    A juicio del rector de la ULA, tal atribución refleja la preocupación
    «legítima» del Gobierno por colocar en manos de quien confía la
    responsabilidad de la política educativa del país.

    Rodríguez apuntó que «el fondo del asunto es la puesta en práctica de unas
    políticas educativas que son responsabilidad del Gobierno Nacional en un
    sector tan importante y donde el Gobierno tiene poco control, que es el
    sector universitario (…) pero esa preocupación es totalmente innecesaria
    si nosotros entendemos que en primer lugar las políticas en materia de
    educación son políticas del Estado; en segundo lugar, que las
    universidades autónomas son universidades cuyo presupuesto (90%) depende
    del Estado venezolano y, en tercer lugar, entendemos que toda esa masa
    crítica importante que tienen las universidades autónomas hay que ponerla
    al servicio del Estado venezolano para ayudarlo a desarrollar y para
    ayudar a que la gente viva mejor».

    Basado en su concepto de universidad, Rodríguez Herrera no cree que el
    decreto logre ideologizar al sector universitario, «es imposible pensar en
    una universidad autónoma que se pueda llamar universidad y que exista con
    un pensamiento único. La universidad es universalidad, es diversidad de
    pensamiento, es pluralidad, es el reconocimiento del otro, es el diálogo,
    es decir, en la universidad conviven todos los pensamientos posibles en un
    país o en una región, es imposible pretender pensar que vamos a
    ideologizar a las universidades _sobre todo las autónomas_ en función de
    un proyecto único, eso no solamente es una tontería sino que dejaría de
    llamarse universidad. Si ese supuesto negado llegara a ocurrir, eso ya no
    sería universidad, tendríamos que llamarla de otra forma», dijo.

    Preocupación válida
    Interpretando el Decreto 3.444 como una preocupación del Estado por la
    actual calidad de la educación superior venezolana, el rector de la ULA
    señaló que «no me sorprende que el Estado se preocupe por la calidad,
    incluso por la rendición de cuentas, las universidades tenemos que
    presentarle cuentas claras al Estado y no es sólo cuánto gastamos, las
    cuentas claras tienen que ver con la pertinencia de la universidad, con su
    identificación con los problemas de la región, con su identificación en la
    ayuda a la resolución de problemas al parque tecnológico del país, con la
    ayuda que le puede prestar el sistema universitario nacional al sistema de
    salud del país, entre otros».

    _Ante algunas reacciones por el decreto, el ministro de Educación
    Superior, Samuel Moncada, señaló que el conflicto generado a causa de la
    publicación en Gaceta Oficial del Decreto 3.444 «no tiene nada que ver con
    la autonomía universitaria» sino con el «oxígeno» que buscan los políticos
    de oposición para «frenar la capacidad del Estado a fin de realizar un
    proyecto educativo abierto y popular».

    _No me siento retratado. Esos calificativos, por cierto irrespetuosos por
    parte de un ministro de Educación Superior hacia los rectores, con quienes
    comparte en el CNU y con quienes tiene la responsabilidad de dirigir junto
    con él la política educativa del país, me parecen más unas declaraciones
    improductivas y confrontadoras que unas que vayan a resolver el fondo del
    asunto. En mi caso particular, no aspiro a ser concejal ni parlamentario,
    ni vengo de ninguna élite, no tengo ninguna rosca. Están fuera de tono,
    son absolutamente innecesarias, son provocadoras sin ninguna necesidad.

    _¿Han conversado con el Ejecutivo sobre el decreto?

    _Hemos sido bastante claros con el Gobierno, tenemos diversidad de
    pensamiento y todo el derecho del mundo de expresar nuestra opinión, así
    lo vamos a hacer en los tonos más respetuosos, esa será la opinión de la
    ULA, siempre existirá gente que nos mirará con otros ojos, pero el grueso
    del Gobierno o los representantes del Gobierno entenderán y verán esto
    como la posición de una universidad importante, de unos universitarios que
    tienen derecho a expresarse y, además, la tradición y la importancia de la
    universidad es tal, que esa masa crítica que nosotros tenemos _que es de
    primera línea en todas las áreas del conocimiento_ la puede utilizar el
    Estado venezolano para desarrollarse, en vez de continuar con una camorra
    y una pelea constante que no lo va a llevar a ninguna parte».

    _¿Considera que el decreto busca transgredir la autonomía de las
    universidades?

    _Las universidades nos hemos defendido desde hace muchos años de embates
    antiautonómicos de diferentes gobiernos; nosotros, en cuanto al tema de la
    autonomía que, como lo decimos en criollo, «son los coroticos del
    pesebre», nos vamos a seguir defendiendo, nos vamos a defender y esto es
    simplemente un escarceo más en la historia de una universidad que tiene ya
    220 años.

    El quebrantamiento de la autonomía universitaria no se ha venido haciendo
    vía decretos, se ha venido haciendo por las vías de hecho, en cuanto a las
    asignaciones presupuestarias, no para el pago de sueldos y salarios,
    porque donde se violenta la autonomía universitaria es cuando no nos
    permiten un buen funcionamiento, donde nos están quitando el dinero es en
    las partidas de funcionamiento, de tal manera que ligar la autonomía de
    las universidades con el decreto y pretender decir que es sólo con este
    decreto que nos van a quitar la autonomía es un error.

    _¿Cree que el decreto busca democratizar la educación?

    _Creo que la universidad debe llegar más al pueblo, no podemos continuar
    con este sistema solamente presencial, creo que hay que hacer una
    combinación de un sistema presencial, semipresencial y a distancia para
    poder atender _en una universidad de calidad y con una educación de
    calidad_ al pueblo venezolano, allí no necesitamos ningún decreto para la
    democratización de la educación superior, la ULA está trabajando en eso y
    lo que necesitamos es ayuda económica y podremos tener una capacidad
    ilimitada de atención a la gente en una universidad como la ULA.

    Sin control
    Liderando una población estudiantil de 37 mil personas y poco más de 3 mil
    docentes, el rector de la ULA, Rodríguez Herrera, no cree que con el
    Decreto 3.444 el Gobierno logre el control de las universidades porque «el
    control de las universidades _sobre todo el de las autónomas_ es muy
    difícil que lo tenga cualquier gobierno; ni este gobierno ni otro
    gobierno. Las universidades se dan sus propios gobiernos, la única forma,
    no de controlar sino de tratar de ejercer una presión vía coercitiva de
    cualquier gobierno sobre las universidades, es con una intervención
    directa a las mismas y yo estoy seguro de que los universitarios, por lo
    menos los que hacemos vida en las universidades autónomas, no lo vamos a
    permitir», apuntó.

Viendo 1 entrada (de un total de 1)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.

 

 

Publicidad