Las de visa de inmigrante o de cualquier otra modalidad requiere la entrega de fotografías recientes.

Conviene tener disponibles para este trámite un mínimo de 4 fotos de buena calidad y resolución gráfica.

El tamaño varía de acuerdo con el país, por lo que se recomienda verificar este aspecto directamente en el consulado del país de destino.

Preferiblemente, el retrato debe estar sobre fondo blanco y con la cara del candidato despejada, sin lentes o mechones de cabello que tapen alguna parte del rostro. Algunos países exigen también que se puedan ver las orejas.

Antes de tomarte las fotos, conviene informarse sobre las características específicas requeridas en el país a donde se desee emigrar.

Cada fotografía debe estar identificada en la parte posterior con el nombre completo de la persona y la fecha de nacimiento.