Una petición de visa de inmigración o de cualquier otra categoría no está oficialmente formulada si el candidato no ha llenado la correspondiente planilla de solicitud.

El formulario de solicitud varía de un país a otro y existen múltiples tipos según la modalidad de visa que se desee solicitar. Incluso una categoría de visa puede tener varias planillas de solicitud dependiendo del perfil del candidato y de sus intenciones de permanencia en el país de acogida.

Generalmente, los formularios están identificados por códigos alfanuméricos, que nada tienen que ver con el nombre de la visa que se está solicitando.

Por lo tanto, la recomendación es informarse directamente en la sede consular del país al que se desea emigrar sobre el tipo de formulario que corresponde al perfil del candidato. De esta manera se minimizarán la posibilidad de cometer errores.

Muchos países permiten descargar los formularios de solicitud directamente en los sitios webs oficiales de sus respectivos ministerios de asuntos extranjeros.

Si el proceso migratorio se realiza sin ningún tipo de asesoría legal, el candidato debe cerciorarse en el consulado de que ha descargado el formulario de solicitud que realmente corresponde a su caso. Introducir una demanda de visa con la planilla equivocada ocasionará la devolución de tu expediente, por lo que perderás tiempo y dinero.

A la hora de introducir la solicitud de visa, se debe presentar el formulario de solicitud correctamente llenado, los documentos personales exigidos y se deberán cancelar los aranceles correspondientes.

El monto de los aranceles varía según el país y según el tipo de visa. Algunas veces se exige el pago de estas costas en la moneda del país.