Se debe preparar un curriculum vitae, al día y que presente la información más relevante de la carrera académica y profesional. Debe ser presentado en el idioma oficial del país al que se desea emigrar.

Las técnicas modernas de redacción de perfiles profesionales indican que es preferible ser conciso y escribir un currículo de menos de dos páginas. Esta modalidad es conocida como “Resumé”.

Es conveniente colocar una breve descripción de algunos proyectos específicos de trabajo que demuestren la capacidad de liderazgo, las competencias en un área específica, la capacidad para resolver problemas o tomar decisiones, o el nivel de responsabilidad que poseía el candidato.

La información más reciente debería estar colocada al comienzo, incluso seleccionando aquello que será de interés para el trabajo o el país al que se esté optando. Deben eliminarse datos muy viejos o superfluos, en orden de ganar más espacio para la información importante.

Acerca de la mejor manera de redactar el currículo, debe recordarse escribir con precisión, sencillez y veracidad. Hay muchas formas de hacer un currículo, pero básicamente hay dos tipos de estructura que sirven de guía: la cronológica y la funcional.

El curriculum vitae cronológico es el modelo más utilizado porque permite al seleccionador ver rápida y claramente lo que el candidato ha hecho. Este modelo presenta la información partiendo de lo más reciente a lo más antiguo, o viceversa.

El curriculum vitae funcional no sigue una progresión cronológica, sino que permite destacar los logros más relevantes y los aspectos más valiosos de la formación académica y la experiencia profesional. Este esquema permite omitir períodos de desempleo, la permanencia en puestos no relevantes, o frecuentes cambios de trabajo.

Además de los datos básicos de estudios y experiencia de trabajo, se deben destacar las competencias específicas y distinciones recibidas (idiomas, dominio de un oficio o herramientas y técnicas novedosas), el adiestramiento especializado (cursos formales o aprendizaje por experiencia y en el lugar de trabajo) y las actividades de interés personal (deportes, gustos y pasatiempos ).

A algunas versiones de currículos llevan en la esquina superior derecha la fotografía digital impresa, lo cual hace que el documento sea aún más completo. Sin embargo, la fotografía no es un elemento imprescindible para este documento; de hecho, en ciertos países, como Canadá, Australia o Estados Unidos, se recomienda la no inclusión de la fotografía del candidato para evitar posibles casos de discriminación.

También para escapar de la posible discriminación, en los currículos que se entregan por motivo de trabajo en la mayoría de los países desarrollados no es condición imprescindible colocar datos sobre edad, sexo, raza, estado civil o religión. Los modelos que presenta MeQuieroIr.com, excluyen estos datos. Si se considera necesario, se pueden agregar a la estructura, en la parte de datos biográficos.

Debe evitarse escribir datos que se puedan respaldar con la debida documentación o que no se puedan sustentar en una entrevista personal. Es conveniente tener al día los respaldos (originales y copias) de los documentos más importantes, como diplomas, certificados, cartas de referencia, etc.

Se presentan a continuación varios modelos de currículos que pueden adaptarse a diferentes perfiles profesionales. (Disponibles en inglés y español). Estos modelos han sido preparados tomando en cuenta estándares internacionales (códigos completos de teléfonos, direcciones de correo electrónico, referencias al país de origen, etc).

Los datos colocados en estos modelos son totalmente ficticios y se presentan únicamente a modo de ejemplo. Cualquier semejanza con personas o instituciones reales es meramente coincidencia.