El proceso conocido como “adaptación intercultural”, implica varias etapas que cada persona asume de manera diferente. El hecho de conocer de antemano estas fases  ayuda a superarlas y reducir los niveles de estrés.

Fase de expectativas y entusiasmo
Durante las primeras semanas el inmigrante o newcomer (recién llegado) suele sentir altamente motivado ante los retos que se avecinan. La nueva cultura resulta estimulante y divertida. La nuevas situaciones y personas generan sana curiosidad. Estas primeras sensaciones ayudan a superar con confianza y empeño los obstáculos que se presenten, pero las expectativas de este período suelen ser demasiado altas y poco realistas.

Durante esta etapa es importante no olvidar nunca la oportunidad de gran valor personal y profesional que se está experimentando, y recordar siempre las razones que motivaron la decisión. Estos pensamientos generarán entusiasmo.

Fase de desencanto y ansiedad
Durante los primeros 6 meses de estadía en el nuevo país, se viven experiencias reconfortantes y algunas no tan agradables. Muchas de las cosas que se anhelaban no se habrán alcanzado aún y esto puede generar frustración y confusión.

Factores como el dominio del idioma, la dificultad con los estudios, la imposibilidad de hacer nuevos amigos, los esfuerzos por obtener un buen trabajo o vivienda, pueden crear sensaciones de nostalgia, desmotivación, aislamiento e incluso cuestionamiento de la decisión tomada.

Los especialistas en adaptación intercultural recomiendan que durante estos períodos de ansiedad, no es conveniente tomar decisiones importantes. Como ayuda, se recomienda la comunicación con amigos y familiares del país de origen y buscar el consuelo de personas queridas y sensatas. Conviene evitar el retraimiento. Se debe hacer frente a la situación con coraje y confianza.

Otro consejo es no perder la perspectiva. Debe recordarse que miles de extranjeros han pasado por esa misma situación y han logrado adaptarse exitosamente. Se sugiere buscar las experiencias exitosas de otros inmigrantes hispanoparlantes.

MeQuieroIr.com ofrece en su sección Testimoniales muchos casos de éxito altamente motivadores. Además, en los Foros de inmigrantes se pueden leer muchos consejos, recomendaciones y palabras de estímulo y aliento de la activa comunidad de este sitio web.

Fase de adaptación y confianza
Eventualmente, se comienzan a sentir los beneficios del cambio: la comodidad del hogar, las ventajas del empleo, la seguridad y tranquilidad del nuevo ambiente. En fin se aprecian las ventajas que ofrece el país de acogida en cuanto a calidad de vida. El inmigrante comienza a sentir confianza en la decisión tomada y entusiasmo para seguir adelante.

A las personas mayores que tienen fuertes hábitos tradicionales les puede tomar años este proceso de adaptación. Los jóvenes, por el contrario, suelen adaptarse con gran facilidad.

La mejor manera de integrarse es involucrarse. Hay que preguntar a otros, informarse, no tener miedo a cometer errores y aprender de las experiencias ajenas. Más gente de la que se puede imaginar está dispuesta a ayudar.