"Una vida sin testigos", estudiante colombiana relata su experiencia en España

"Logré conocer una cultura diferente y lo vivido ahora lo tomo como experiencia de vida".

Profesión: Estudiante de Administración de Empresas

Edad: 33 años

Ciudad/ País de origen: Colombia.

Fecha de salida: 8 de febrero de 2006

Ciudad/ País de destino: España.

¿Por qué te fuiste de tu país?

Me fui del país porque me enamoré de un español, el cual se comprometió conmigo y con mi familia a darme la mejor vida (cosa que ya tenía en Colombia: la mejor estudiante de mi universidad y de la facultad, una familia unida, tranquilidad, paz y armonía).

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Regresar a mi país, porque ya estaba adaptada al orden europeo.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Yo no lo seleccioné, otro lo escogió por mí.

Describe los primeros tiempos

El español resultó todo un desadaptado mental. Me fui sola y no contaba con nadie en España. Desde el primer día de mi llegada, empezó su maltrato psicológico, me escondió mis papeles y me tenía asustada, con el fin de aislarme, con el argumento de que todo el mundo en España era malo. Eso lo logró porque me sentía totalmente fuera de sitio, sin mi familia, ni mis amigos ni nadie a quien contarle mis cosas personales. Solo él, que se enojaba y disgustaba por todo. Tuve que convertirme en Gandhi, sin contar conque debía hacer no solo sus cosas sino las de su hermano también y, encima, la forma en la que vivía: toda una pocilga (no estaba acostumbrada a vivir así). La única comunicación que establecía era con mi madre y me sentía acorralada para contarle las cosas. Además, era tanta mi dependencia emocional que decía que DIZQUE lo amaba. ¿Qué tal? Una sí que es tonta. Cuando empezó el maltrato físico fue peor: tiraba cosas, rompía, insultaba. ¡Todo un atarban! Afortunadamente, solo duró tres meses, ya que la última discusión fue horrible y tuve que actuar en defensa de mi propia vida. Cosa que él aprovechó (como yo no sabía nada sobre la violencia de género allí), me colocó una denuncia antes de que la colocara yo, porque en la desesperación por salir de sus golpes y sin saber lo que hacía, entre las uñas largas y demás, lo arañé. El caso es que el fiscal ordenó una orden de alejamiento cruzada. En el estado de soledad en el que yo estaba, lo que hizo esa orden fue replegarme, estaba completamente asustada, sentía que me estaban juzgando por un absurdo. Para colmo, esa persona continuó amenazándome y buscaba cualquier forma para que yo regresara con él. Lo hice amenazada y con un ser absurdo, no me sentía apoyada por las autoridades ni nada, me sentía sola en un país que, aunque no desconocía, sí desconocía sus leyes, estaba súper desorientada, nadie me explicaba, ni siquiera el abogado que me tocó; no tenía ganas de preguntar, solo oía cárcel, condena, etc. Lo volví a dejar, obviamente, porque me seguía maltratando, pero esta vez decidí luchar por la verdad y resultó que ésta fue toda una mentira, hasta el punto de encompincharse con dos policías para que me persiguieran. Supuestamente, la subdelegación del gobierno de Canarias los estaba investigando, pero yo era la extranjera con pruebas y ellos, los policías españoles. En fin, ni caso, con todo este lío y no me dejaban salir del país. Me regresé a Colombia con una orden de alejamiento aún vigente hasta el año que viene. No quiero saber de la sentencia porque será de nuevo lo que ellos crean creer (valga la redundancia). No pude estudiar, no pude trabajar sino por ratos porque se convirtió en mi sombra. Hasta a mi trabajo iba a hablar mal de mí y siempre me botaban aun haciendo todos mis esfuerzos, pasé miles de rollos, estuve en terapia psicológica durante cuatro meses y me vine recuperada y pensando distinto, pero ahí está el pedazo de mi vida que perdí, el tiempo invertido, las lágrimas y sentimientos desperdiciados y el desgaste emocional por buscar “dizque” un futuro mejor y querer terminar mi carrera. No desconozco la realidad colombiana. Por eso emigré, pero no funcionó.

Describe tu situación actual

Actualmente, estoy en mi país y con ganas de regresar a España, pero de forma diferente a la anterior.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

No me arrepiento, puesto que logré conocer una cultura diferente y lo vivido ahora lo tomo como experiencia de vida. Lo que haría distinto sería escuchar solo mi voz interior, que fue la que me mantuvo viva.

¿Piensas volver a tu país?

Estoy en mi país, pero quiero regresar a España.

Testimonio publicado al 21 de octubre de 2009

Comentarios

Hola, muy triste tu historia, soy Colombiana y quiero preguntarte que tipos de empleo son los mas requeridos en España, porque yo me quiero ir a trabajar.

muchas gracias.

¿Deseas agregar un comentario?
Para agregar tu comentario, debes estar registrado e iniciar sesión>>



¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>