“Estudiar un postgrado abre las puertas de par en par en el Reino Unido”

Profesión: Ingeniero Mecánico

Edad: 25 años

Ciudad/ País de origen: Caracas, Venezuela

Fecha de salida: 4 de octubre de 2003

Ciudad/ País de destino: Londres, Reino Unido.

¿Por qué te fuiste de tu país?

Mi razón principal fue realizar estudios de postgrado para ampliar mis oportunidades profesionales, no solo en mi país sino en el nivel mundial. Sentía que podía dar mucho más de lo que el contraído mercado venezolano me ofrecía. Por eso, quise venirme a

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Tuve la suerte de ganarme la beca Shell Centenary Scholarship, que me cubre absolutamente todos los gastos, por lo que, por esa parte, estoy tranquilo. No obstante, al ser totalmente profesionales mis razones para salir del país, lo más difícil ha sido sacrificar el contacto con mi novia y familiares. Estar separado de tu pareja es, en extremo, fuerte y sacrificado. Soy una persona muy familiar y muy apegada a mi gente y mis tradiciones. Cosas tan tontas, como el idioma, la comida y demás, son aspectos que te afectan profundamente y la falta de todo eso, combinado con la ausencia de los seres queridos, te pueden llevar a la depresión. El proceso de adaptación a la sociedad también es difícil, sobre todo a la inglesa, tan diferente a la venezolana, en especial en lo que a calidez se refiere. No dejemos de lado las abruptas diferencias del clima, en específico el frío y la falta de luz en invierno. Por el lado bueno, el avance socio-económico del Reino Unido es algo muy agradable que te hace vivir muy cómodo aquí. De hecho, el transporte público, correo, seguridad social, etc. te brindan una calidad de vida inigualable. Otro punto crítico fue volver a estudiar a tiempo completo después de haber trabajado casi dos años. Regresar a los libros y presentar exámenes resultó bastante pesado, puesto que hacía casi tres años que no estaba sometido a esa rutina.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Aunque parezca mentira, el país que brindaba las mejores opciones en lo que a becas se refiere (en mi área) era el Reino Unido. Muchas becas que ofrecen beneficios completos estaban y siguen vigentes para estudiantes internacionales. Yo solicité la Beca Shell Centenary, para el año 2002-2003, junto con un buen amigo, quien la obtuvo, pero yo no. A pesar de sentirme desanimado, el hecho de que él se la hubiera ganado me motivó y volví a aplicar, lleno de más fuerza y ánimo, con la gran fortuna de conseguirla para el año 2003-2004. Básicamente, estaba determinado a lograrla... y, gracias a Dios, así ocurrió.

Describe los primeros tiempos

Al principio fue duro, sobre todo por el clima y lo distante de los londinenses. En esta ciudad, cada cual está en lo suyo, lo cual es bueno y malo a la vez, porque te cuesta entrarle a la gente. Lo interesante de Londres radica en que hay muchísimas culturas mezcladas y consigues innumerables amigos latinos rápidamente, lo que amortigua un poco el aterrizaje. La falta de sabor y “guaguancó” de la población también afecta bastante y, si no administras bien tus actividades, te aburres con frecuencia. La distancia con mi pareja también ha constituido un factor de sacrificio muy grande que muchas veces me ha desanimado.

Describe tu situación actual

Actualmente, estoy terminando el máster con la preparación de mi tesis. Siento que me he adaptado muy bien y he tenido la suerte de no haber estado sin mi gente por más de tres meses, puesto que mi novia y mi hermano han venido con cierta constancia. Introduje solicitudes aproximadamente en 40 empresas y recibí dos ofertas de trabajo, por lo cual me considero muy afortunado, puesto que se me presentaron buenas oportunidades para trabajar en mi área, a pesar de no tener nacionalidad europea ni británica. Mi novia y yo estamos planeando que ella continúe sus estudios aquí. En verdad, es difícil encontrar un empleo por estas tierras si no eres europeo; pero en este país aprecian mucho la experiencia laboral y eso puede ayudar. Definitivamente, estudiar un postgrado abre las puertas de par en par en el Reino Unido, en lo que a conseguir trabajos de alto nivel profesional se refiere, sin importar la nacionalidad.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

Con toda seguridad, esta ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, puesto que los resultados obtenidos han sido realmente enriquecedores, no solo para mí, sino para los familiares que me han acompañado. La cuota de sacrificio ha sido fuerte, sobre todo para mi novia y yo, pero ha valido la pena. Pienso que el orden en el que tomamos las decisiones fue el más adecuado, ya que me gradué, trabajé dos años en Venezuela y me vine a hacer el postgrado. Esto te da una mejor visión de lo que quieres hacer y, además, te ayuda mucho a la hora de buscar trabajo. Honestamente, recomiendo ganar un poco de experiencia y después seguir estudiando. Eso también te permite acumular unos ahorros que te servirán de soporte en el exterior cuando decidas seguir tu desarrollo.

¿Piensas volver a tu país?

Definitivamente, sí. Mi pareja y yo queremos volver a Venezuela, porque nos encanta nuestro estilo de vida y toda la gente con la que disfrutamos vive ahí. Deseamos ganar experiencia en este país y reunir un capital que nos permita regresar a Venezuela, encontrar un buen trabajo e invertir. Así, participaremos en la reconstrucción de nuestra nación, mientras logramos nuestros objetivos profesionales. Sabemos que la inseguridad es un factor importante por tener en cuenta, pero la familia llama.

Testimonio publicado al 15 de enero de 2005

Comentarios

¿Deseas agregar un comentario?
Para agregar tu comentario, debes estar registrado e iniciar sesión>>



¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>