Roberto Brown, ingeniero venezolano, desde Orlando, Florida, Estados Unidos:

"Simplemente, emigrar no era viable a mi edad".

Profesión: ingeniero industrial

Edad: 48 años

Ciudad/ País de origen: Caracas, Venezuela

Fecha de salida: agosto 2011

Ciudad/ País de destino: Orlando, Florida

¿Por qué te fuiste de tu país?

En realidad, influyeron las presiones familiares, de mi esposa e hijo mayor, así como el impacto mediático. Todo relacionado con la situación existente en Venezuela. Eso me llevó a participar en la Lotería de Visas y gané. Antes había intentando emigrar para Australia; pero fui mal asesorado por "gestores migratorios de ese país" y perdí tiempo y dinero.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Considero que fue duro cerrar mi oficina, ceder mi cartera de clientes y dejar de dar clases en la universidad. Además, romper relaciones familiares, pues emigrar implica muchas veces darse cuenta de quién te envidia y de quién te quiere con honestidad y sin egoísmo. No obstante, la mayor parte de esas decisiones me pesan en el presente, porque fueron errores.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Después del fallido intento para Australia, había pensado en Noruega o Nueva Zelanda. Lo de Estados Unidos fue fortuito, porque -como ganador de la lotería- obtuve mi residencia. Por añadidura, ya tenía una casa vacacional en Orlando.

Describe los primeros tiempos

Por supuesto, una cosa es pasar aquí unas vacaciones de once días y otra muy distinta venir a vivir. Confieso que llegué en un momento inoportuno a Estados Unidos, debido a que esta nación anda verdaderamente mal y hay una crisis de valores humanos demasiado grande. Había vivido en los ochenta en este país y el promedio de la población - independientemente de su estado- era agradable. Ahora la gente nativa se ha tornado chocante y odiosa con los extranjeros. Asimismo, la mayoría de las ofertas - incluyendo las laborales – resultas falsas. ¡Es el día a día! Para colmo de males, el centro de Florida se pobló de innumerables personas de las Carolinas y Nueva Orleans. Esto ha originado, a la par, dos conflictos: uno de convivencia y hostilidad sutil; y otro de delincuencia. Sumado a lo anterior, en Estados Unidos hay una cruzada de apoyo a los ilegales que ha generado, como reacción, una antipatía hacia los hispanos, aunque hablemos bien el idioma inglés. Otra dificultad, también lingüística, se refiere al inglés tan defectuoso que, en la actualidad, hablan los estadounidenses. Esa situación ha creado un problema de comunicación serio, que se agrega a la discriminación por acento que existe. ¡Y no es cuento!

Describe tu situación actual

No voy a mentir. Mi situación no es buena. De hecho, pienso retornar a mi país, puesto que, en mi campo profesional, gano más en Venezuela que aquí, donde solo me quieren para que realice tareas menores.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

Sí me arrepiento y lo digo para dejar testimonio. No quiero que la gente se estrelle. ¿Qué haría diferente? Tendría más cuidado y no me dejaría presionar. Además, no cerraría un negocio rentable. Simplemente, emigrar no era viable a mi edad. Sin embargo, ayudaría a mis hijos a intentarlo, si así lo quisieran. Por otra parte, en Venezuela hay que aceptar que la época de migrar ya pasó. Hoy, más que una crisis financiera global, prevalece una globalización de la locura y de formas absurdas de actuar y pensar. Entiendo el caso venezolano; pero sus ciudadanos debemos comprender que no existen atajos y que se han de vivir los procesos históricos, asumiendo la responsabilidad correctiva del fracaso.

¿Piensas volver a tu país?

En efecto, regreso a trabajar en Venezuela. Por fortuna, un buen número de mis clientes me piden que los asista de nuevo. No pretendo ser un aguafiestas, mas la migración es un proceso para personas muy jóvenes. Igualmente, el país- objetivo tiene que ser bien escogido. En definitiva, los destinos tradicionales, como Estados Unidos, constituyen proyectos inviables hoy día. Al mismo tiempo, desde una perspectiva de progreso real, esta nación se encuentra bastante mal. También sus nacionales se han cegado mucho, como producto de la influencia de los medios.

Testimonio publicado el 8 de abril de 2013

Comentarios

Venezuela necesita de gente como usted Sr Roberto, siempre sera bienvenido a su pais.

hola Roberto, yo soy venezolana (36 años) profesional universitario casada con dos hijas y aunque no me quejo de mi situacion economica cada dia mas me desilusiona la adminidtracion de mi pais sobre todo la de justicia y la gran delicuencia que existe, hemos pensado mi esposo y yo en irnos a otro pais pero la verdad nos asusta un poco perder el estatus que tenemos, ademas tenemos un negocio por el que hemos luchado durante 7 años con las uñas, tu crees que es mejor quedarnos o empezar de cero en otro pais? gracias por tu testimonio

HOLA ROBERTO LEI TU COMENTARIO,YO SOY DE ARGENTINA CASADA ESPOSO Y 3 NIÑAS Y ESTOY BUSCANDO LA OPORTUNIDAD DE IR A TRABAJAR A EE UU YA QUE AQUI EN BUENOS AIRES ES UN DESASTRE Y ESTAMOS SIN EMPLEO.TENGO UNA AMIGA EN HOUSTON,VARA QUE PUEDE HACER POR MI.TE CONSULTO ES MUY COMPLICADO ENCONTRAR MEDIANTE INTERNET QUE ALGUIEN ME CONTRATE DESDE ALLA? MI ESPOSO ES SOLDADOR OFICIAL.DE SER POSIBLE COMO DEBO TRAMITER LA VISA X EMPLEO? ESPERO TU RESPUESTA Y QUE TENGAS SUERTE.

¿Deseas agregar un comentario?
Para agregar tu comentario, debes estar registrado e iniciar sesión>>



¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>