"Lo que más se necesita es voluntad y ganas de cumplir la meta para la que se ha venido"

Profesión: Contador Público.

Edad: 27 años

Ciudad/ País de origen: Valencia, Venezuela.

Fecha de salida: Finales del año 2000.

Ciudad/ País de destino: Trinidad y Tobago.

¿Por qué te fuiste de tu país?

La patética situación económica que, lamentablemente, impera en Venezuela obliga a muchos jóvenes profesionales a irse a otras naciones en busca de progreso y diversos beneficios que no podemos gozar en nuestro propio país. Así como también las escasa

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Bueno, principalmente lo de alejarse de la familia y los amigos por un tiempo, pero, gracias a Dios, cuento siempre con el apoyo de ellos. Mientras esta alternativa sea para tu superación personal y cuentes con los recursos necesarios para hacerlo, pienso que vale la pena. Además, no hace falta ser millonario para permanecer aquí estudiando, es mucho más accesible que irse a Estados Unidos o Canadá sin necesidad de que te discriminen y te coloquen trabas en todos lados a los que vas. Diría que lo que más se necesita es voluntad y ganas de cumplir la meta para la que se ha venido, el resto es "arrear ese burro" que es el aprendizaje del idioma inglés. A propósito, esta es la segunda vez que escribo a esta muy prestigiosa y visitada página, ya que me sirve para compartir mi experiencia post-migratoria, si así la podríamos llamar, claro.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Principalmente porque no tiene tantas restricciones ni políticas de migración discriminatorias "tan rígidas" como los norteamericanos o canadienses. También porque mi principal objetivo es estudiar el inglés para lograr un valor agregado a mi profesión, por lo cual tenía dos ventajas: es cerca de Venezuela y el costo de la vida es más económico que otros países. Claro, uno siempre está consciente de que no hay las mismas oportunidades aquí que puede haber en Estados Unidos, por ejemplo (más que todo a lo que empleo parcial se refiere), pero valía la pena intentarlo. Ahora bien, por el lado laboral aquí si se pone la cosa "cuesta arriba", ya que, por haber pocos habitantes, las autoridades de migración controlan minuciosamente todo intento de que un extranjero sin "work permit" pueda entrar en el mercado laboral de una manera formal. Un sistema completamente diferente al que nosotros estamos acostumbrados a ver, y muy eficiente.

Describe los primeros tiempos

Yo había estado aquí en Trinidad y Tobago desde septiembre hasta noviembre del año 2000, en un curso intensivo de inglés, y me gustó mucho su gente y, más que todo, la seguridad que hay aquí. Los atracos, "secuestros express" y demás modalidades delictivas se quedan en Venezuela cuando te vienes. (No hay que abusar, por supuesto). Y lo mejor, es que hay como un 15% o menos de discriminación. Más bien, a uno lo interrogan cada vez que lo identifican en la calle o en cualquier "pub", y no falta quien te llame "hey, redman". A ellos les gusta saber más de nuestra cultura y costumbres. Además, no sé qué pasa ahora que está de moda el "spanish", por lo cual muchos "trinis" (como les denominamos aquí) están interesados en estudiar español y también en bailar nuestra música. Pienso que eso es positivo. Cabe destacar que la población de venezolanos aquí es considerable, cosa que no es tan positiva, por lo del idioma, pero ya eso queda de tu esfuerzo. Es duro al comienzo, pero si tanta gente lo ha hecho, ¿por qué tú no puedes?. Otra recomendación es buscar la manera de estudiar en una zona lejana a la capital (Puerto España) porque la población de hispanos es realmente enorme. Existen muy buenos institutos privados en zonas adyacentes a la capital que ofrecen: buena calidad de educación y mejor precio que las de Puerto España.

Describe tu situación actual

Ya finalicé la etapa de estudio "en institutos" (después de 1 año y 3 meses aproximadamente), es decir, lo que toca ahora es seguir practicando con gente nativa para lograr mas fluidez y "pulir detalles", como decimos aquí. Además, aproveché mi tiempo libre para realizar estudios de portugués "brasilero" en la University of the West Indies (donde también cursé inglés anteriormente) y tuve oportunidad de hacer como un "training" o pasantía en mi campo profesional. Por lo demás, tengo muy buenas amistades aquí con trinitarios y caribeños, entre otros. En fin, no me puedo quejar y más bien me siento con suerte de no haber pasado malas experiencias, como las de algunos compañeros que les fue difícil en su estadía aquí porque fueron víctimas de engaños, por los famosos "paquetes" que ofrece mucha gente en Venezuela que no está autorizada para eso, y muchos otros porque se desvían de su propósito fundamental de estudiar y aprender el idioma. De resto, son cosas que no vale la pena mencionar en esta positiva página web. En otro ámbito de ideas, cabe destacar que, a pesar de estar tan cerca de Venezuela, esta gente tiene una cultura muy diferente a la nuestra. Su cultura, su gente, al comienzo, crean un pequeño "shock", pero hay que tener muy en cuenta que esas son sus raíces y hay que respetarlas. Cosa muy importante para ganar amistades aquí. Opino que eso pasa en todas las partes del mundo y hay que llevarlo como una conducta normal, común y corriente.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

No del todo, ya que no tenía nada que perder y para la finalidad a la que vine aquí, la estoy cumpliendo por los momentos. Ahora, si me hubiese quedado allá no creo que estuviera muy bien anímicamente que digamos. Yo lo veo de esta manera: prefiero estar aquí preparándome, que deprimiéndome cada mañana al leer las solicitudes de empleo en la prensa nacional. Eso, tristemente, pasa en mi país y eso nadie lo tapa con un dedo, ni con buenos índices macroeconómicos publicados en la prensa. Claro, también tengo mucha esperanza en que al regresar corra con mejor suerte gracias al inglés y al "portu". En general, como estamos ahorita, no hay nada que garantice un buen empleo. Hay que tirarse a la piscina y asumir los riesgos, cosa muy buena que también aprendí aquí en Trinidad, por cierto.

¿Piensas volver a tu país?

Por supuesto que sí. Entre mis planes está buscar empleo por un tiempo al retornar a Venezuela. Tengo mucha fe de que con lo acumulado en mi Curriculum Vitae valga la pena intentarlo, ¿por qué no? Ya me han llamado de empresas estando aquí. A lo mejor, cuando se publique este testimonio ya estaré en Venezuela y a la disposición de todos los usuarios de este interesante "web site". Mucha suerte y éxito a las personas que desean vivir esta maravillosa experiencia. Recuerden siempre que si mantienen el objetivo para el cual vinieron aquí "pase lo que pase", obtendrán muy buenos frutos. Estoy gustosamente a la orden para ofrecer toda información acerca de algunos Institutos reconocidos aquí en Trinidad, sin ningún compromiso ni costo, por mi correo electrónico: ramsesroca@graffiti.net

Testimonio publicado al 24 de junio de 2002

Comentarios

¿Deseas agregar un comentario?
Para agregar tu comentario, debes estar registrado e iniciar sesión>>



¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>