"Ya todos mis papeles están en regla y estoy en espera del proceso de nacionalización".

Edad: 25 años

Ciudad/ País de origen: Machala, Ecuador.

Fecha de salida: 18 de septiembre de 1999

Ciudad/ País de destino: Madrid, España.

¿Por qué te fuiste de tu país?

Porque mi madre quería que saliera a buscar una vida mejor, para surgir y lograr algo para mi futuro.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Deseaba quedarme en mi país para seguir con mis familiares y amigos; pero, al mismo tiempo, me halaba la curiosidad y el pensar en mi futuro. Realmente, si no me decidía a salir en ese momento, la oportunidad no vendría nunca más. Y no la quise desaprovechar.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Porque mi hermana y una tía estaban en España.

Describe los primeros tiempos

Al principio se me hizo duro, hasta que cumplí casi un año y medio de estar lejos de mi casa y familia, ya que las cosas en otros países son diferentes, empezando por las costumbres. No encuentras a nadie quien te pregunte cómo amaneciste, me refiero a familiares cercanos, vecinos o gente conocida. El día a día es distinto y un correcorre. El no encontrar trabajo cuando emigras y con deudas encima es un agobio tal que solo anhelas estar sola y pedir a Dios que te ayude. Además, cuando apenas se llega, no se conoce nada, ni los sitios donde te pueden dar una mano, y esto es más duro aún. Sin embargo, poco a poco, vas viendo lugares donde colaboran contigo y allí mismo haces filas y te entregan ropa o comida un día indicado, dependiendo de lo que cada uno anote según la necesidad que tiene.

Describe tu situación actual

Trabajo en una empresa de envíos de dinero a toda Sudamérica y tengo a mi cargo un departamento de reclamos y atención al cliente, con personal apto para ello. De igual forma, ahora ya todos mis papeles están en regla y estoy en espera del proceso de nacionalización.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

No, no, no me arrepiento para nada. Me siento muy contenta de haber decidido cruzar el charco. Si pudiera retroceder el tiempo y empezar mejor, apenas tuviera mis documentos oficiales, traería a mis padres, tías y tíos y ahorraría más dinero.

¿Piensas volver a tu país?

Por el momento no pienso volver. Con apenas 25 años y sin hijos, deseo seguir acá. Pero si, después de unos años en este país, no construyo un futuro aquí, aspiro a pasar mi vejez, feliz y tranquila, en Ecuador

Testimonio publicado al 04 de noviembre de 2005

Comentarios

¿Deseas agregar un comentario?
Para agregar tu comentario, debes estar registrado e iniciar sesión>>



¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>