"Esta experiencia me hizo crecer y valorar muchas cosas".

Profesión: Técnico Superior Universitario en Administración de Empresas Turísticas

Edad: 37 años

Ciudad/ País de origen: Puerto La Cruz, Edo. Anzoátegui, Venezuela.

Fecha de salida: 7 de diciembre de 2000

Ciudad/ País de destino: Sabadell, Barcelona, España.

¿Por qué te fuiste de tu país?

Básicamente por el amor a un chico maravilloso; pero también influyó mucho la inseguridad que se vive en Venezuela.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Lo más difícil fue dejar a mi familia y amigos y un buen trabajo que tenía, sin embargo, pudo más el amor.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Porque mi novio, ahora esposo, vivía aquí y estaba instalado con casa, coche y trabajo. Bueno, debo aclarar que él es de aquí, de Barcelona, España.

Describe los primeros tiempos

Al principio fue horrible, ya que echaba de menos todo y las cuentas de teléfonos eran altísimas. Poco a poco, fui adaptándome, pero no fue nada fácil. Me ayudó mucho la familia de mi esposo. Asimismo, aunque me vine sin papeles, me hicieron una oferta para trabajar como cartera y, gracias a eso, obtuve la residencia.

Describe tu situación actual

Actualmente trabajo en una empresa americana como delegada comercial del Departamento de Impulso, con un contrato fijo desde hace dos años; estoy felizmente casada desde hace cuatro años y esperando quedar embarazada.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

Nunca me arrepentiré de haber vivido esta experiencia, me hizo crecer como ser humano y valorar muchas cosas. Eso sí, le recomiendo al que quiera venirse que lo piense muy bien, porque no todos correrán con la misma suerte que tuve yo. Ahora las cosas están más difíciles aquí para el inmigrante y, sobre todo, para el que se viene sin papeles en regla.

¿Piensas volver a tu país?

Cada vez que puedo, voy de vacaciones, a pesar de que la última vez sufrí mucho al ver como mi país y mi gente habían cambiado. No conseguí a los venezolanos amables y serviciales que había dejado, sino, más bien, a seres enfadados con la vida y con mucho resentimiento, además de una nación destrozada. No obstante, allí están mis raíces y quiero mucho todo aquello. Por esa razón, volveré cada vez que se me presente la ocasión.

Testimonio publicado al 31 de marzo de 2006

Comentarios

¿Deseas agregar un comentario?
Para agregar tu comentario, debes estar registrado e iniciar sesión>>



¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>