Luis Gil Andrade, comunicador y restaurador venezolano, desde Montreal, Canadá

"Ahora pertenezco a dos patrias maravillosas y puedo disfrutar de ambas, sin necesidad de escoger entre una u otra".

Profesión: comunicador social, desarrollador web y restaurador

Edad: 31 años

Ciudad/ País de origen: Barquisimeto, Venezuela

Fecha de salida: junio de 2008

Ciudad/ País de destino: Montreal, Canadá

¿Por qué te fuiste de tu país?

Salí de Venezuela movido por mi curiosidad de conocer más sobre el mundo, encontrar diversos tipos de gente, aprender y practicar idiomas, descubrir culturas, entenderlas y aceptarlas. En suma, buscar lo bueno en un universo significativamente diferente del que estaba acostumbrado.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Lo más duro fue dejar a mi familia, a mis amigos y a mi hermanita adorada, que es la luz de mis ojos. También debí dejar atrás, a mis veinticinco años, una trayectoria que apenas empezaba, mi trabajo, mi casa, mi rutina y las playas y paisajes venezolanos de una belleza sin igual. Pese a ello, sentía, a la vez, una enorme emoción por la aventura que estaba a punto de comenzar e incertidumbre por no tener claro lo que pasaría conmigo en los próximos cinco años. Reconozco que eso fue en extremo estimulante para mí; pero hay que admitir que "ese pasto no es para cualquier burro".

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Yo quería aprender francés y, para ese propósito, Canadá era lo más cercano y económico en ese momento. A pesar de que algunas personas me habían comentado que esta nación era muy moderna y con una calidad de vida excepcional, sabía poco acerca de ella.

Describe los primeros tiempos

La idea inicial era venir a Montreal por tres meses para aprender francés y, cumplido el objetivo, regresar a Venezuela. Sin embargo, esta ciudad maravillosa me enamoró de inmediato y, seis años después, aún sigo aquí sin billete de retorno. Primero, durante un año, estudié Francés en la Universidad de Montreal y Negocios en la Universidad Concordia. Luego, decidí solicitar la residencia canadiense como trabajador calificado, para que mis estudios resultasen más económicos. Durante el tiempo de la gestión y aceptación como residente, que demoró casi dos años, viví en Venezuela con mi familia. Los idiomas nunca representaron un problema para mí porque son mi pasión. Incluso, cuando hablaba como Tarzán, gozaba muchísimo con mis tropiezos lingüísticos. No obstante, la adaptación al mercado laboral sí significó una experiencia compleja, ya que, al salir de la universidad, uno espera que la existencia se torne más fácil, aunque en realidad sucede lo contrario. De hecho, encontrar el empleo de tus sueños en Canadá es posible, pero si tu sueño consiste en hacer dinero con tu ocupación, entonces el asunto se pone color de hormiga. Lo anterior lo explico así: la contienda es fuerte, la mayoría está preparada académicamente, casi todos saben idiomas, son educados y avanzados. Por lo tanto, la competencia suele ser implacable. Con la experiencia fallida en dos empleos, en los que me vi sin futuro profesional, abrí una pequeña firma de desarrollo web llamada LEGA Promotions. Por cuanto el diseño gráfico y la creación de sitios web constituyen otras de mis grandes aficiones, lo que empezó en LEGA como un pasatiempo terminó poniendo el plato en la mesa. Poco a poco, los clientes nos refirieron a otras personalidades e instituciones que necesitaban nuestros servicios y logramos estabilidad en este trabajo. Posteriormente, se presentó la oportunidad de abrir un restaurante en el Plateau Mont-Royal, una zona frecuentada por lugareños y turistas cuando se les antoja degustar platillos típicos de varios países. En realidad, mis recientes aventuras financieras en esta ciudad han surgido sin mucha preparación, escaso tiempo para obrar y elevado riesgo e incertidumbre. Tal vez, en retribución al esfuerzo del equipo, dada la fuerte labor que desempeñamos los siete días de la semana, las cosas han salido muy bien. En mi opinión, eso demuestra que los venezolanos están preparados para lo que salga. Así que cualquier reto que aparece se nos vuelve chiquito tan pronto nos metemos en su trama.

Describe tu situación actual

En la actualidad, el restaurante se ha convertido en el 70% de mi ocupación, mientras que la creación de sitios web para clientes abarca el resto de mi tiempo. Lo cierto es que una empresa restauradora exige una extraordinaria dedicación e implica bastante sacrificio, pues, por alguna razón natural, a la gente le da hambre todos los días. En fin, la experiencia es gratificante, la disfruto sobremanera y me agrada compartirla. Por consiguiente, con verdadero placer, los invitamos a navegar el sitio web www.ceviches.ca, para obtener mayor información acerca de nuestro restaurante llamado “Ceviches”. Lo describimos como un colorido lugar donde los visitantes saborean y se deleitan con exquisitos platillos del mar: paella, pescado frito, tostones, empanadas, calamares y camarones fritos o al ajillo. Por supuesto, como su nombre lo indica, ofrecemos una amplia variedad de ceviches personalizados, al gusto de cada persona. En general, el público se ha mostrado receptivo ante nuestra propuesta y la comunidad local se familiariza más con la comida venezolana, introducida antes por otros emprendedores que abrieron el camino. Hoy en día, contamos con una clientela regular y hemos merecido ocho publicaciones en blogs sobre comida, entre los que destacan “Vitamin Daily”, “Shut up and eat” y “Thrillist”. Asimismo, nos hicieron una reseña en el periódico “La Presse”, la cual ha sido una de las más notorias hasta la fecha.

¿Qué consejos les darías a otros que quieren emigrar y establecer su propia empresa?

A los que deseen inmigrar les digo que prosigan con sus planes solo si están seguros, puesto que alejarse de la casa implica dificultades, que aumentan cuando se trata de la adopción de una nueva cultura, otros idiomas y distinta manera de hacer las cosas. Además, si aspiran a incursionar en el ámbito de los negocios, adquieran consciencia de que las reglas del juego son totalmente diferentes en Canadá. En cuanto a la apertura de un comercio dedicado a la restauración, advierto sobre su complicación. Pese a ello, sí se puede hacer. Precisamente, con esta certeza se entiende cómo hay tantos restaurantes en Montreal. Les digo que las puertas de “Ceviches” están abiertas para los que quieran conversar un poco sobre mi experiencia y recibir algunos consejos.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

No me arrepiento. En consecuencia, si hubiera la oportunidad de repetir lo vivido, volvería a hacer todo del mismo modo, ya que mis vivencias me han ayudado a llegar al lugar donde me encuentro.

¿Piensas volver a tu país?

Siento que estoy en mi país, mientras que, a la par, Venezuela también lo es. Sencillamente, ahora pertenezco a dos patrias maravillosas y puedo disfrutar de ambas, sin necesidad de escoger entre una u otra. En Venezuela, tengo a mi familia, playas, bosques tropicales, desiertos y montañas cafetaleras; por otro lado, en Canadá, cuento con numerosos amigos, aparte de lagos, montañas rocosas, bosques y nieve a montones.

Testimonio publicado el 26 de agosto de 2014.



Visita la página web del restaurante Ceviches aquí>>

Comentarios

Hola, me encantaría comunicarme con Luis Enrique Gil, soy su hermanastra pero tengo tiempo sin contactarlo y me gustaría hablar con él, gracias.
Mi correo: itsdianajb@gmail.com

Hola, me encantaría comunicarme con Luis Enrique Gil, soy su hermanastra pero tengo tiempo sin contactarlo y me gustaría hablar con él, gracias.

Hola Luis soy de Venezuela, al igual que me llamo Luis, mira estoy interesado en emigrar para Canada debido a que deseo tener una mejor calidad de vida y una mejor estabilidad tanto social como económica debido a la situación actual de aca de Venezuela. Soy Ing en computación y hablo ingles. Quisiera asesoría de tu parte para poder emigrar que por cierto nunca he viajado fuera de Venezuela y he oido que Canada es muy buen país y sin muy receptivos. Aca te dejo mi email para que me contactes: luisgsanchezt2407@gmail.com. Saludos.

Buenas tardes

Me encanta saber que a muchas personas como ustedes gracias a Dios le ha ido bien en Canada; que pena mi interrupcion pero quisiera concejos y maneras de llegar a Canada para podwer trabajar, emigrar completamente de Colombia.

Gracias mi correo: williamjpalencia@hotmail.com

Hola luis muy bonita experencia y tu web esta hermosa, yo estoy estudiando Desarrollo de Software y estudiando inglés y frances, espero algun día alcanzar lo que tu lograste en ese hermoso país.

hola luis al igual que tu soy de Barquisimeto, me encantaría que pudieras decirme que tan complicado o cuales serias los pasos para obtener la nacionalidad canadiense, Randy Delgado Martus

¿Deseas agregar un comentario?
Para agregar tu comentario, debes estar registrado e iniciar sesión>>



¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>