"Siempre había deseado vivir en EE.UU."

Profesión: Arquitecto.

Edad: 34 años

Ciudad/ País de origen: Caracas, Venezuela.

Fecha de salida: 10 de diciembre de 1996.

Ciudad/ País de destino: Miami, Estados Unidos.

¿Por qué te fuiste de tu país?

Me fui por razones económicas, ya que a pesar de que tenía un empleo y estaba cursando una carrera en la universidad, no veía la más mínima posibilidad de independizarme ni de terminar los estudios.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Lo mas difícil de la decisión fue afrontar el riesgo de perder tanto el empleo como el cupo en la universidad (en caso de tener que volver a Venezuela). Me fui debido a que acepté un contrato inminente para trabajar a bordo de un crucero en Miami, a pesar de que mi familia se oponía y me aconsejaba que no me fuera porque aquí estaba mejor. Lo mejor de la decisión fue que tuve la oportunidad de visitar los EE.UU. por primera vez y conocer algunas islas del Caribe, fue una experiencia interesante.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Seleccioné la ciudad de Miami porque siempre había deseado vivir en EE.UU. y la oficina de la compañía de cruceros y el puerto estaban ubicados en esa ciudad.

Describe los primeros tiempos

Al principio, cuando llegué a Miami, la compañía ya me tenía reservada una habitación en un hotel. Después firmé el contrato y me embarqué. Los primeros días abordo fueron duros ya que hay que adaptarse a un sitio totalmente distinto para vivir y trabajar. Yo me encontraba trabajando en el departamento del casino y era cajero de las maquinas de monedas. Definitivamente no me agradó esa experiencia debido a que, a pesar de que era un empleado nuevo, los demás empleados no tenían paciencia ni tolerancia para enseñarme todo lo relativo al puesto y pretendían que yo lo aprendiera todo sólo en dos días. Me exigían estar tan diestro como ellos, que ya llevaban años trabajando allí, o de lo contrario corría el riesgo de ser despedido y enviado nuevamente a mi país. También quiero mencionar los maltratos verbales del personal gerencial. En efecto fui despedido y regresé a Venezuela totalmente decepcionado de ese trabajo. Al regresar perdí mi empleo, pero gracias a Dios no perdí el cupo en la universidad (estuve fuera solo un mes) y logré graduarme de arquitecto en la UCV, a pesar de varios años de desempleo y estrés total.

Describe tu situación actual

Actualmente me encuentro desempleado, como muchos profesionales venezolanos, y triste por la mala situación económica y política por la cual atraviesa mi país (motivo por el cual me fui antes).

¿Te arrepientes de la decisión?

Definitivamente sí me arrepiento de la decisión.

¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

En primer lugar no hubiera aceptado aquella oferta de empleo en el crucero ni hubiera perdido mi empleo aquí. Segundo, hubiera buscado la manera de compaginar el empleo con los estudios y hubiera ahorrado algo de dinero para haber podido solicitar la visa de turista de los EE.UU. y hubiera buscado mejores opciones para vivir en ese gran país. Hubiera escuchado más a mi familia. Ellos tenían razón al recomendarme que no me fuera con ese trabajo en un crucero. Quiero que esta experiencia sirva como ejemplo para aquellos compatriotas que deseen irse del país por medio de un empleo en un crucero, sinceramente les recomiendo que no se vayan por esa opción, el trato es pésimo y no vale la pena.

Testimonio publicado al 4 de marzo de 2003

Comentarios

¿Deseas agregar un comentario?
Para agregar tu comentario, debes estar registrado e iniciar sesión>>



¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>