Élker Bonilla, administrador venezolano desde Tenerife, España

"A tomar la decisión sin mirar atrás y háganlo si quieren de verdad salir adelante".

Profesión: Técnico Superior Universitario en Administración Industrial

Edad: 30 años

Ciudad/ País de origen: Caracas, Venezuela.

Fecha de salida: 27 de marzo de 2007

Ciudad/ País de destino: Tenerife, España.

¿Por qué te fuiste de tu país?

Primero que nada, por buscar un mejor futuro para nuestros hijos. Juntos, mi esposa y yo tomamos esta decisión. Igualmente, influyeron los deseos de continuar los estudios en el extranjero, la precaria situación reinante en nuestro país.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Salir de todo por cuanto habíamos luchado, con tanto sacrificio y la explotación soportada en nuestros trabajos. Por supuesto, fue dura la separación de la familia por cuanto tenemos dos niñas a las que sabemos que nuestros familiares extrañan mucho; pero pudieron más las ganas de salir adelante y hallar un mejor futuro.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Mi esposa es hija de canarios, los cuales emigraron a Venezuela en la década de los 50. Así que ella junto con las niñas obtuvieron la nacionalidad española y, por eso, decidimos que este era el lugar indicado.

Describe los primeros tiempos

Vamos a cumplir dos meses de haber llegado a este país tan maravilloso y la primera impresión es la de una ciudad espectacular, limpia y segura. Vivimos al sur de la isla donde el clima es variable: a veces un calor escandaloso y de repente un frío y unos vientos incontrolables. Alquilamos un piso y a pesar de que el transporte es escaso, porque toda la gente tiene su propio coche, este servicio es de primera línea. La gente no es como en Venezuela, que sale a la calle a conversar. Más bien, es muy reservada. Pienso que la edad promedio de la población es alta, por encima de los 35 años; la comida es muy sana, aparte de deliciosa; las niñas se han adaptado muy bien y con el idioma no hay problema, aunque la isla está llena de extranjeros.

Describe tu situación actual

Lamentablemente en España no se es alguien sino se tiene el famoso D.N.I. (Documento Nacional de Identidad), exigido hasta para los nacionalizados. Este requisito nos costó un poco, pero ya a mi esposa y a las niñas se lo otorgaron. Yo debo esperar la cita en extranjería, pautada para el mes de julio, a fin de obtener el permiso de residencia por familiar de comunitario y poder trabajar legalmente. Además, tramitamos la homologación de los títulos universitarios, la cual se demora seis meses. Actualmente, mi esposa presenta solicitudes para empleo y entiendo que hay muchas oportunidades.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

No me arrepiento y pienso que es un sentimiento compartido con mi esposa, ya que decidimos lo mejor para nuestras vidas y las de nuestras hijas. Asimismo, tomamos casi todas las precauciones, aunque sabíamos que nos aventurábamos en algunas situaciones. Hubo varios asuntos que no previmos, como la demora de las instituciones para la residencia, canjes de licencias y esas cosas. Bueno, lo que les recomendaría a otras personas que tengan inquietudes por salir es que, aunque Venezuela es mi país, tristemente no está en condiciones para vivir en él, ni política ni económicamente hablando. Así que a tomar la decisión sin mirar atrás y háganlo si quieren de verdad salir adelante; eso sí, no piensen que les van a regalar algo, tampoco que va a ser fácil. Recuerden que todo cambio genera consecuencias.

¿Piensas volver a tu país?

No lo tengo previsto en el horizonte porque creo que todavía hay mucho camino por recorrer en estas tierras. Además, cuando en Venezuela me ofrezcan las mismas oportunidades y el nivel de vida que existe en España, entonces lo podré considerar.

Testimonio publicado al 12 de septiembre de 2007

Comentarios

¿Deseas agregar un comentario?
Para agregar tu comentario, debes estar registrado e iniciar sesión>>



¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>