Angélica Marcano, relacionista industrial venezolana, desde Verona, Italia

"Compré una franquicia de comida mexicana y con ella hemos salido adelante".

Profesión: Licenciada en Relaciones Industriales

Edad: 36 años

Ciudad/ País de origen: Venezuela

Fecha de salida: 23 de septiembre de 2006

Ciudad/ País de destino: Verona, Italia

¿Por qué te fuiste de tu país?

Porque estaba cansada de vivir en Venezuela, ya que se veían truncados mis sueños cada vez que quería emprender algún plan, bien por las leyes o por la situación en general. De modo que nada lograba llevar a cabo.

¿Qué fue lo más difícil de la decisión?

Lo más difícil fue alejarme de mis padres y hermanas, así como de las metas que nunca concluí. Una deja muchos sueños y propósitos inconclusos... y es lamentable porque hubiera deseado realizarme en mi propio país, pero fue imposible.

¿Por qué seleccionaste el país o ciudad de destino?

Aspiraba a irme para los Estados Unidos, porque sabía que allá buscaban profesores de español y yo tenía posibilidades por mi currículum de ocho años de experiencia docente. No obstante, mi esposo es ítalo-venezolano y se había instalado, aún soltero, en Italia. De manera que, cuando me pidió que nos casáramos, decidí venirme y estar junto al amor de mi vida.

Describe los primeros tiempos

No tuve problema en adaptarme. Siempre me gustó viajar y, desde muy joven, viví en diversos países. De modo que mudarme a Italia significó un esfuerzo menor. Las costumbres italianas son similares a las venezolanas y la comida es muy buena. El idioma sí resultó difícil porque el italiano se entiende, pero construir un discurso en esa lengua es complicado al principio, puesto que te sale todo en español. Sin embargo, hice los cursos gratuitos del Estado y a los seis meses ya conversaba un poco. La idiosincrasia italiana es conocida en Venezuela. Por eso, es más fácil enfrentarse a esta cultura.

Describe tu situación actual

Como profesora, intenté enseñar en este país; pero Italia, con su alta población de ancianos y pocos niños y jóvenes, no se interesa por los educadores. Así que mi deseo de ser docente se vio cortado. Pese a ello, tuve suerte, pues compré una franquicia de comida mexicana y con ella hemos salido adelante.

¿Te arrepientes de la decisión? ¿Qué harías distinto si pudieras repetir la experiencia?

No me arrepiento de mi decisión. Es más, cuando leo las noticias de Venezuela, siento que mi país está muy mal y ofrece menos cada día. Les doy gracias a Dios y a Italia diariamente por todo lo que me han dado. Me siento feliz de nuestra vida por aquí y de lo que falta por hacer. En verdad, no cambiaría nada de lo que he hecho ni de lo que tenemos. Pienso que todo lo que me ha sucedido ha valido la pena y lo volvería a repetir. Le pido a Dios que nuestros años venideros sean aun mejores.

¿Piensas volver a tu país?

Volveré a Venezuela para ver a mi familia porque la extraño. En mi última visita, en el 2008, experimenté una gran depresión y estuve muy mal: todo carísimo, hay más marginalidad, delincuencia e inseguridad y mis parientes y amigos luchan por sobrevivir, pero siempre con obstáculos para alcanzar sus metas. En fin, Venezuela está peor de como la dejé y esto me produce un gran dolor. Me niego a regresar a un país comunista donde la gente come y vive mal, existe control de cambio y la propiedad pertenece a un solo hombre. No soporto las políticas del gobierno ni al presidente actual... No viviría jamás en esa situación. Así que solo retornaría a mi patria de visita mientras esté en el poder ese gobernante y su gente. Si ese régimen cambiase, entonces mi respuesta pudiera ser otra.

Testimonio publicado al 16 de marzo de 2011

Comentarios

Me gustaría saber cómo comprar una franquicia en Italia y más o menos lo que se invierte. Soy venezolana pero también tengo nacionalidad italiana. Muchas gracias

Es muy triste leer esta realidad, conozco personalmente a esta pareja, son mis amigos, son personas productivas, innovadoras y sobre todo luchadoras, con grandes valores que estan sembrando un futuro prospero, Dios mediante, muy lejos de aqui... así pierde Venezuela a sus hijos valiosos, es una lastima!Por pura casualidad, entre en esta página en busca de información, consiguiéndome esta sorpresa, mis amigos relatando su historia... ellos son una inspiración para mi esposo y para mi, que también queremos irnos de aqui, por las mismas razones que Angelica, claramente explica... espero algún día contarles nuestra historia.

¿Deseas agregar un comentario?
Para agregar tu comentario, debes estar registrado e iniciar sesión>>



¿Quieres enviar tu testimonial?
Sigue las siguientes instrucciones, aquí>>